ACS lanza una OPA sobre el 10% de Unión Fenosa para consolidar su primacía

El grupo constructor desembolsará otros 1.005 millones y controlará un 35% del capital

El grupo constructor y de servicios ACS anunció ayer el lanzamiento de una oferta pública de adquisición (OPA) parcial sobre el 10% del capital de la eléctrica Unión Fenosa para consolidar su posición en la compañía. El grupo que preside Florentino Pérez, que en septiembre compró el 22% de la eléctrica al Banco Santander por 2.219 millones, pagará otros 1.005 millones y pasará a controlar un 35% del capital. Con la OPA, ACS superará la participación que suman los accionistas gallegos (en torno al 22%) y dificultará cualquier posible entrada de una compañía extranjera.

Más información

ACS informó a última hora de ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que la propuesta de OPA se dirige a 30,47 millones de acciones de Unión Fenosa (el 10% del capital) y a un precio de 33 euros por acción, el mismo que pagó en septiembre al Banco Santander por el paquete del 22% de las acciones. El desembolso será, por lo tanto, de 1.005 millones de euros, añadidos a los 2.219 que pagó hace dos meses.

"La oferta tiene como objeto alcanzar una participación de hasta el 35% de la empresa energética española" explicó el grupo en un comunicado. El fin de la operación es "liderar el proceso de desarrollo de Unión Fenosa como accionista de referencia, en colaboración con el resto de los socios". En suma, consolidar la posición que tiene ahora mismo ACS en Fenosa y disipar cualquier posibilidad de ser sorprendido en un proyecto que, en opinión del grupo que preside Florentino Pérez, "se espera genere una atractiva rentabilidad en los próximos años". La OPA es sobre el 10% porque, según la normativa, cuando se supere el 25% perno el 50% puede lanzarse una oferta parcial de dicha cantidad.

Nueva inversión

Con la nueva inversión, que "se realizará con un esquema de financiación de proyecto similar al utilizado para la compra del 22% inicial", ACS superará ampliamente la suma de los paquetes de los accionistas gallegos en Unión Fenosa. Caixa Galicia (10,5%), Caixa Nova (4%), Banco Pastor (3,5%) y Manuel Jové (3,8%) controlan cerca del 22% de Fenosa, aunque en ningún momento han anunciado que vayan a agruparlas. La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) controla otro 4%. Con la OPA, ACS lanza un mensaje claro: cualquier apuesta por el control de la compañía deberá enfrentarse a la voluntad, expresade en euros ya en dos ocasiones, de desarrollar su proyecto en el sector de la energía.

ACS, que arrebató en el último minuto el paquete del 22% de Unión Fenosa al fundador de Inditex, Amancio Ortega, mantiene que su compromiso con la eléctrica, en la que ahora tiene cuatro consejeros, incluido el presidente (Pedro López Jiménez) es "a largo plazo", como corresponde a un sector "que presenta excelentes perspectivas de crecimiento y de creación de valor".

Esas mismas perspectivas, además de la agitación que afecta a todas las empresas energéticas tras la OPA de Gas Natural sobre Endesa, han atraído a nuevos inversores hacia Unión Fenosa en los últimos meses. Fue el caso de Amancio Ortega, cuyos planes no prosperaron y ha sido el caso, más reciente, del constructor Manuel Jové, presidente de Fadesa, quien a título individual compró hace dos semanas un 3,8% de Fenosa.

Ese interés comprador ha provocado que las acciones de la eléctrica hayan subido en el año un 57,21% y que, ayer mismo, unas horas después de que López Jiménez explicara que ACS no tiene intención de fusionarse con Fenosa, subieran otro 1,57%. Los títulos de la eléctrica, tercera del país tras Endesa e Iberdrola, cerraron ayer a 30,42 euros. Las acciones de ACS se elevaron también un 1,32% y se situaron en 24,50 euros.

En su primera comparecencia ante los medios de comunicación, el pasado lunes, López Jiménez hizo una larga exposición sobre las virtudes de mantener un accionariado estable, fuerte y con voluntad de permanencia en la compañía eléctrica.

López Jiménez manifestó también su satisfacción por la entrada de accionistas "industriales" en la compañía, en referencia a la entrada de Jové en el capital de la empresa y el posible interés de otros empresarios gallegos por adquirir participaciones. Acerca del posible interés de empresas extranjeras, advirtió, cuando apenas faltaban horas para el lanzamiento de la nueva OPA que, hoy por hoy, era más difícil realizar un asalto bursátil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50