Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero asegura que el PP "no impedirá la política de reformas del Gobierno"

El PSOE acusa al presidente del Supremo de mentir y reclama que comparezca en el Congreso

José Luis Rodríguez Zapatero aseguró ayer en la Ejecutiva del PSOE que la política de bloqueo del PP "no desviará al Gobierno de su política de reformas". También anunció el pase a la ofensiva con una creciente presencia pública de ministros para explicar su actuación. Como muestra de la decisión del PSOE, su secretario de Organización, José Blanco, anunció que se acelerará la tramitación de la ley de financiación de partidos, y anunció la solicitud de comparecencia en el Congreso del presidente del Tribunal Supremo y del Poder Judicial, Francisco José Hernando, para que explique sus "mentiras".

Francisco José Hernando declaró ayer en El Mundo, en alusión a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial: "Nos podemos encontrar con que un mismo hecho puede ser delito en una comunidad autónoma y no en otra". Blanco anunció ayer la solicitud de que Hernando comparezca en el Congreso para que "responda de sus mentiras".

También adelantó que se acelerará la tramitación de la ley de financiación de partidos, cuyo objetivo es aumentar la transparencia de los fondos que reciben las formaciones políticas, y que está en el fondo de la actual polémica entre el PP y el PSOE.

Pero la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE de ayer se centró en analizar el descenso en intención de voto que indican las encuestas, la ofensiva del PP y en dar una respuesta política a esta situación. El presidente del Gobierno marcó la pauta de la reunión al reafirmar ante los dirigentes socialistas su compromiso de seguir con la política de reformas de su Gobierno, en cumplimiento del programa electoral del PSOE, "por muchas campañas orquestadas que ponga en marcha el PP", explicó Blanco al finalizar la reunión.

Zapatero admitió, en la intervención con la que abrió la reunión, que alguna de las reformas, en alusión a la del Estatuto de Cataluña, "genera incomprensión en una parte de la sociedad". Pero también pidió a los dirigentes del partido que no se amilanen por los "altibajos" que marcan las encuestas.

Cumplir los compromisos

"Cuando se aborda un proceso de reformas, en algunos momentos surgen dificultades. Pero nosotros tenemos un plan de reformas, un proyecto político, cuyo objetivo es modernizar la sociedad y sus resultados; al final, serán comprendidos por la sociedad porque lo que más aprecian los ciudadanos es que se cumplan los compromisos electorales", dijo Zapatero.

El discurso de Zapatero se traducirá en una campaña explicativa en actos públicos, con participación de ministros y dirigentes del partido, para "conseguir la complicidad de la sociedad", a la que se pretende trasladar los logros de 18 meses de Gobierno.

La primera etapa de esta campaña explicativa se centrará en hacer pedagogía del "contenido real" del proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) frente a las "falsedades" a las que ha sido sometida esta ley por el PP para "asustar a los ciudadanos".

El PSOE ha decidido centrar la primera parte de su campaña en explicar esta ley porque, además de ser una de las más importantes de la legislatura, representa una defensa del interés general de la sociedad frente a los privilegios de los sectores más conservadores de la Iglesia y la sociedad.

También cree que el contenido de la ley no ha calado en la ciudadanía por la "campaña desinformativa del PP y los sectores más conservadores de la sociedad", que tratará de contrarrestar con la ofensiva del Gobierno.

Esta campaña alcanzará un "momento importante" el próximo fin de semana, con la celebración de numerosos actos en toda España, con la participación de ministros y dirigentes socialistas. La campaña seguirá en las próximas semanas. El PSOE tiene previsto cerrarla con un acto público en la Comunidad de Madrid, con la participación de Zapatero, a mediados de diciembre.

Blanco explicó, tras la reunión, que el PP centró su política de oposición, al principio, en "deslegitimar la victoria socialista" y "justificar el conjunto de falsedades que defendió el Gobierno de Aznar del 11 al 14 de marzo de 2004". Al no lograr su objetivo, siguió Blanco, el PP se instaló en la "resistencia sistemática" a todas las iniciativas de reforma e intentó crear un clima de malestar y división social ante las reformas institucionales.

El secretario de Organización del PSOE vaticinó que esta política "dañina de enfrentamiento" se volverá contra el PP. "La convivencia es un valor de enorme importancia y quien, con su actuación, la ponga en peligro pagará un alto precio democrático", señaló Blanco. Una muestra de ello, añadió, es que "Rajoy es el líder de la oposición menos valorado en 25 años de democracia según las encuestas del CIS".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005