Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ciudad de la Luz paga más de 200.000 euros a las productoras para que rueden en sus estudios

El DOGV publica las bases para acogerse a las ayudas económicas de patrocinio

La Ciudad de la Luz de Alicante concede ayudas que superan los 200.000 euros a las productoras para que rueden sus películas en los estudios al tiempo que promocionan y publicitan el costoso complejo. También Antonio Banderas recibirá una ayuda de los estudios de la Generalitat por filmar allí parte de su próxima película. La pasada semana el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) publicó una nueva disposición para presentar proyectos de rodaje a productoras valencianas que recibirán compensaciones económicas que rondan un 7% del presupuesto de las producciones.

Antonio Banderas recibirá una ayuda por filmar en los estudios de la Generalitat

Las productoras no han tenido que pagar por utilizar los nuevos platós. Solo se hacen cargo de algunos gastos de infraestructura. Como contrapartida, la Ciudad de la Luz tiene previsto recuperar hasta un 50% del dinero concedido, si las películas obtienen beneficios. La otra mitad se considera gasto en publicidad.

Fuentes de la Ciudad de la Luz admitieron ayer la existencia de estas ayudas económicas, que tildaron de "patrocinios", ya que las películas subvencionadas deberán promocionar el complejo audiovisual en las salas donde se proyecten y en el material promocional que editen.

La Ciudad de la Luz ha anunciado públicamente los rodajes de todos los largometrajes como una prueba del interés por los estudios, si bien no se ha referido a las ayudas económicas que proporciona y que suponen un estímulo para su uso. Los productores han coincidido en sus elogios a las instalaciones. El objetivo es dar a conocer el complejo entre los profesionales. Las primeras ayudas adjudicadas superan los 200.000 euros para una solaproducción.

Productores consultados por este periódico, y que tienen en proyecto rodar algunos trabajos en los estudios alicantinos, señalaron que el pasado miércoles se hizo pública la nueva convocatoria, que les permitirá tener unos ingresos adicionales, independientes de las ayudas del Instituto Valenciano de la Cinematografía.

En la convocatoria, sin embargo, no se especifica la cuantía exacta a la que tendrán derecho los productores ni el presupuesto disponible, aunque sí se detallan los requisitos de pagos. Fuentes del sector audiovisual valenciano valoraron este tipo de iniciativas, pero criticaron su "discrecionalidad". Consideran que no existen garantías de transparencia en la adjudicación de estas ayudas que, según los cálculos de los productores, podrían alcanzar un 10% del valor total de sus proyectos cinematográficos.

En caso de recibir esta ayuda económica, y como contraprestación, los productores se comprometen, según explicaron fuentes de la Ciudad de la Luz, a promocionar en todos los carteles y en las exhibiciones en salas tanto el logotipo del complejo audiovisual como el patrocinio específico de la Generalitat.

El DOGV del 16 de noviembre explica que el complejo Ciudad de la Luz, dotado con seis platós, tres edificios de apoyo a la producción, un edificio de almacén y talleres y dos zonas de rodaje en exteriores, está interesada en colaborar "mediante una ayuda económica con las productoras que rueden en el complejo sus largometrajes, series u obras audiovisuales, con carácter experimental y con la finalidad última de testar las instalaciones". La dirección del complejo ha establecido los siguientes criterios para acogerse a estas ayudas: inscripción en el Registro Administrativo de Empresas Audiovisuales de la Comunidad Valenciana; presentación de proyectos en medio año; compromiso de que todo o parte del rodaje se realizará en la Ciudad de la Luz; garantía de que el presupuesto mínimo del filme será de 2.600.000 euros.

Sobre el importe, las bases fijan que la cantidad se repartirá "entre las producciones que resulten adjudicatarias de la presente convocatoria" en función del coste total de la producción, así como de las ayudas que ya tuviera concedidas por otras administraciones. Sin embargo, no fija ninguna cantidad mínima ni máxima. Fuentes de la Ciudad de la Luz no supieron ayer evaluar la ayuda económica a la producción de Antonio Banderas, El camino de los ingleses. Banderas y el complejo firmaron un convenio para rodar varias secuencias.

Pocos rostros famosos en los primeros rodajes

La que pretende ser la factoría europea del cine empieza a caminar al sur de la ciudad de Alicante. Aunque, paradojas de la vida, el animador de la Ciudad de la Luz, Luis García Berlanga, ha quedado relegado a un segundo plano a causa de las tensiones y discrepancias políticas entre Francisco Camps actual presidente de la Generalitat, y el anterior, Eduardo Zaplana.

En la Ciudad de la Luz estos días la actividad empieza a ser frenética. Durante los últimos meses se han rodado tres largometrajes: La dama Boba y Teresa, y próximamente Lo que sé de Lola, unas producciones que sirven para poner a prueba los platós y comprobar su capacidad. En el complejo audiovisual recaló hace unas semanas Antonio Banderas quien visitó las instalaciones en busca de localizaciones para el rodaje de la película El camino de los ingleses, en cuya producción participa.

Pero las incógnitas siguen planeando sobre un proyecto muy costoso que debe competir con otros estudios con mano de obra más barata como los ubicados en Marruecos, que han acogido grandes producciones norteamericanas, entre otras. Los productores que han empezado a trabajar en la Ciudad de la Luz resaltan la necesidad de potenciar los estudios como acicate para relanzar la endeble industria cinematográfica valenciana y atraer a las producciones internacionales.

La Ciudad de la Luz fue estrenada como plató para el rodaje de El Síndrome de Svensson, del realizador vasco Kepa Sojo, una producción financiada, en parte, por el gobierno valenciano. Para los profesionales del cine, una de las principales ventajas de estos estudios es precisamente que aglutinan en un mismo espacio diferentes escenarios, con lo que se reducen costes y se gana tiempo. Semanas después llegó el rodaje de La Dama Boba, una adaptación de la obra de Lope de Vega, que es una producción de Flamenco Films y Belén Gómez Producciones, dirigida por el alicantino Miguel Iborra. En el largometraje participan, entre otros, los actores José Coronado, Verónica Forqué y Silvia Abascal. Lo que sé de Lola se rueda entre París y Alicante y el elenco está formado por Lola Dueñas y Carmen Machí, mientras la otra producción, Teresa, de Lola Films y Trivisión, está dirigida por Ray Loriga y cuenta la con la participación de Vigo Mortensen, Paz Vega y Victoria Abril. También acaba de comenzar el rodaje de Arritmia, que será la primera producción internacional que se rodará en Alicante. La cinta dirigida por Vicente Peñarroja es un drama con amor, que cuenta la historia de un preso de Guantánamo que se escapa y se enamora de una cubana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005

Más información