El Gobierno afirma que el plan general de Rascafría es un boceto

El consejero de Medio Ambiente admite que aún no le ha llegado el proyecto

El consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, restó ayer relevancia al plan general que está redactando el Ayuntamiento de Rascafría, del PP, y que pretende levantar 1.628 viviendas nuevas junto al futuro Parque Nacional del Guadarrama. Además, subrayó que la mayor parte de los proyectos urbanísticos que los diversos municipios de la sierra están redactando son "bocetos iniciales" que aún no han llegado a la consejería y que, concretamente en el caso de Rascafría, aún no tienen la aprobación de su Ayuntamiento.

El consejero se mostró de acuerdo en apoyar la integridad del futuro parque del Guadarrama, y prueba de ello, según explicó, es que "desde que se aprobó la orden inicial de elaboración del parque nacional, la consejería no ha aprobado ningún plan general de ordenación urbana en ningún municipio del entorno".

Zabía destacó que los presupuestos destinados al futuro Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama "dependen fundamentalmente del Estado, ya que en el momento en que este espacio natural alcance la clasificación de nacional, la competencia pasará a ser objeto de financiación del Ministerio de Medio Ambiente".

En cuanto a los presupuestos para este nuevo parque, el consejero dijo que la inversión destinada a su construcción no está "singularizada" [detallada] en el presupuesto, sino que se contemplará en las partidas presupuestarias correspondientes a los espacios protegidos de la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, indicó que los parques nacionales deben ser objeto de financiación por parte del Ministerio de Medio Ambiente, lo que, a su juicio, "supone en estos momentos un interrogante", ya que no sabe ni cuál debe ser la cuantía destinada a los futuros parques nacionales ni cómo va a hacerse. El consejero recordó que la financiación contempla la entrega del Estado a los parques nacionales existentes, pero no se contempla en los futuros.

"Luego no sólo el de Guadarrama, sino también el de Monfragüe [Cáceres], es en estos momentos un problema", añadió el consejero.

El Ayuntamiento de Rascafría, gobernado por el PP, quiere duplicar el número de residentes del municipio con el nuevo plan urbanístico. Los primeros trazos de éste ya han sido mostrados a los vecinos y ha abierto acaloradas discusiones entre los que están de acuerdo con los planes de la alcaldesa, Yolanda Aguirre, y los que se oponen a aumentar la población del municipio.

El doble de residentes

Según el proyecto, Rascafría pasaría de los 2.070 residentes permanentes que hay en la actualidad a casi 5.000. Para ello, está prevista la construcción de 1.628 viviendas nuevas, algunas de ellas situadas en un paraje privilegiado, con vistas al futuro Parque Nacional del Guadarrama y al monasterio de El Paular.

Las futuras normas urbanísticas incluyen la construcción de una variante que evitaría el paso de vehículos por el casco urbano y los sacaría directamente a las nuevas urbanizaciones, así como un gran polígono industrial de 29 hectáreas. Este plan tiene en contra a la oposición, ecologistas, vecinos y comerciantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de noviembre de 2005.

Se adhiere a los criterios de