Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tránsfuga cobrará más del doble tras su paso al Grupo Mixto

El diputado dice que devolverá su escaño si otros del PP hacen lo mismo

El diputado tránsfuga del PP en las Cortes Valencianas Francisco Javier Tomás Puchol hará un buen negocio al dejar el Grupo Popular para pasar al Grupo Mixto. El cambio le supondrá un notable aumento de ingresos: los 4.831 euros mensuales que percibía hasta ahora se incrementarán hasta los 10.458 al mes. Esta cantidad es la suma de los 2.471 euros que perciben todos los diputados, los 344 por dedicación exclusiva y los 831 por desplazamiento -Tomás es de L'Alcora-, a los que ahora añadirá 1.683 euros como portavoz, 2.961 de subvención al grupo y los 1.415 de asignación por diputado que percibe cada grupo. Total, 125.505 euros al año, frente a los 57.972 que cobraba hasta ahora.

Por otro lado, Tomás aseguró ayer que no tiene "ningún problema" en devolver su escaño, como le pide el PP, "siempre y cuando vayan por delante determinadas actas" de cargos públicos populares relacionados con "presuntas praxis irregulares". Tomás hizo estas afirmaciones en una conferencia de prensa en la sede de su nuevo partido, Coalición Valenciana, junto al presidente de la formación, Juan García Sentandreu. Tomás insistió en que los motivos por los que ha abandonado el PP han sido el clima irrespirable causado por la grave fractura interna del partido y la proliferación de noticias e implicaciones en casos de corrupción.

El líder de la formación ultra aseguró que Tomás no es un tránsfuga, porque su pase no ha supuesto "una involución de voto ni de gobernabilidad" en las Cortes Valencianas, mientras que el PP tiene en los últimos 15 años "innumerables casos de transfuguismo", desde "Maruja Sánchez hasta Chiquillo". A su juicio, el PP está "invalidado" para invocar discursos de dignidad, y sólo podrá hacerlo cuando el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el portavoz del Consell, Esteban González Pons, "devuelvan al valencianismo las actas de [José María] Chiquillo, [María Ángeles] Ramón-Llin, Mayrén Beneyto, Fernando Giner, Enrique Esteve, Vicente Soler, Vicente Ferrer, Rafael Ferraro, Alfonso Novo y Pedro Ortiz".

Mientras, el PP continuó ayer su ofensiva crítica contra el tránsfuga. El vicesecretario regional, Ricardo Costa, pidió "tolerancia cero" para los que "intentan minar" la imagen del PP "lanzando diatribas incendiarias cuyo único objetivo es envenenar, sin base y sin fundamentos, la gestión de un partido para obtener una notoriedad más que cuestionable". El portavoz popular, Serafín Castellano, manifestó, sobre los contactos anunciados por García Sentandreu con miembros del PP, que resulta "un poco pintoresco que un partido extraparlamentario ponga en duda la fortaleza de la primera gran fuerza política de la comunidad".

Por su parte, la ejecutiva del PP de Castellón, quiso "mostrar su respaldo" a su presidente, Carlos Fabra, y poner de manifiesto "la unidad del partido que lidera", así como "mostrar, una vez más, su lealtad al presidente de la Generalitat y a lo que representa en el PP", según informa María Fabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de noviembre de 2005