Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Glòria Marcos acusa al consejero de Educación de esconder tras las sotanas el agujero negro de Ciegsa

La coordinadora general de Esquerra Unida, Glòria Marcos, acusó ayer al consejero de Educación, el popular Alejandro Font de Mora de intentar "esconder tras las sotanas el agujero negro de Ciegsa", la empresa de la Generalitat que construye y reforma los colegios e institutos en la Comunidad Valenciana.

Marcos, que ayer presentó su informe político al Consell Polític de EU, criticó a Font de Mora por acudir a la manifestación de Madrid, apoyada por los obispos, contra el Gobierno socialista por el proyecto de la ley orgánica de educación (LOE). Una protesta coincidente en el tiempo con la decisión del Consell de aumentar en 63 millones de euros el capital social de Ciegsa para evitar la situación de quiebra técnica.

"Las empresa públicas de la Generalitat siguen batiendo récords de pérdidas",prosiguió Marcos, "y entre ellas destaca Ciegsa, ese objeto de deseo del PP que llegará a los 1.300 millones de euros en pérdidas mientras, simultáneamente se mantienen los barracones escolares.

Durante la presentación de su informe, que fue aprobado sin votos en contra en el Consell Polític, la dirigente de EU criticó al Consell porque "las previsiones presupuestarias están falseadas, confirman la incapacidad del PP de gestionar, abocan la Administración valenciana a incrementar su deuda y continúna generando un déficit galopante de la mano de las empresas públicas, el enchufismo o la transferencia de recursos a manos privadas".

En la reunión del máximo órgano entre asambleas de EU, el Consell Politic debatió sobre el inicio de una campaña por el empleo digno, que Glòria Marcos cree "fundamental en un momento en elq ue padecemos la ofensiva empresarial por el recorte de los derechos de las trabajadores". En este contexto, la dirección de EU se plantea pedir a su grupo en el Congreso que reclame en los presupuestos del Estado de 2006 un incremento de las plantillas de inspección laboral para luchar contra el fraude, el abuso en las horas extraordinarias y los excesos de jornada, así como la elevada siniestralidad laboral.

Según Marcos, "la izquierda no puede ser continuista ni autocomplaciente con la situación de la ocupación en nuestro país y los presupuestos para 2006 deben mejorar la política social y favorecer la ocupación de calidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2005