Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caruana declara que los fondos secretos siempre fueron del BBV

El gobernador consideró inverosímil la justificación de Ybarra sobre Bancomer

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, declaró ayer en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por apropiación indebida contra el ex copresidente del BBVA Emilio Ybarra y otros cuatro directivos de la entidad, que los fondos extracontables de las cuentas secretas con los que se pagaron los fondos de pensiones de Alico siempre estuvieron a nombre del BBVA.

Caruana ratificó así lo declarado en el Congreso el 8 de mayo de 2002, donde también admitió que el Banco de España conoció la existencia del dinero por la información proporcionada por el BBVA, ya que ese tipo de operaciones "es muy difícil, por no decir imposible de detectar". Ayer, el gobernador del Banco de España confirmó: "Los fondos tenían como beneficiario al BBV, aunque no estaban reflejados en la contabilidad del banco".

Ese dato es muy importante, desde el punto de vista jurídico, ya que si el dinero siempre fue propiedad del banco, no pudo haber delito de apropiación indebida, aunque puede que lo hubiera de falsedad contable, si bien Ybarra y los otros cuatro imputados no están acusados de ese delito.

Caruana, sin embargo, calificó de "inverosímil" la explicación de Ybarra de que los fondos podían servir para la operación de compra del banco mexicano Bancomer. El subgobernador, Gonzalo Gil, declaró que Ybarra se atribuyó la responsabilidad de la operación, pero que ésta no supuso detrimento en el patrimonio del banco, sino una entrada de fondos.

También declararon como testigos ocho ex consejeros del BBV. Todos ellos sin excepción explicaron el malestar existente entre los consejeros por la merma de retribuciones tras la fusión y que los fondos de pensiones de Alico se constituyeron como compensación y en una decisión de liquidación del pasado. Los pagos eran a cuenta hasta que los aprobase la junta de accionistas, por lo que los fondos estaban a disposición del banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 2005