LA REFORMA EDUCATIVA

Los obispos catalanes creen que la LOE "relega" el derecho a la libertad religiosa

La Conferencia Episcopal Tarraconense, que agrupa a las 10 diócesis catalanas, no ha convocado directamente a los fieles a manifestarse el sábado en Madrid en contra de la Ley Orgánica de Educación (LOE), como sí han hecho muchos obispos del resto de España. La Iglesia catalana, presidida por el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, miembro del Opus Dei, opta por posiciones menos beligerantes que la Conferencia Episcopal Española: la jerarquía eclesiástica catalana no asistió a la manifestación en contra de la reforma del código civil que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, ni tampoco organizó autocares para sus fieles.

Los obispos catalanes, de forma indirecta, instan a los católicos a participar en la protesta cuando apelan a "defender por los medios legítimos que consideren más adecuados, de forma personal o colectiva, una justa regulación de sus derechos en una materia de tanta transcendencia para toda la sociedad como es la enseñanza". La jerarquía catalana considera que la LOE "relega, cuando no olvida", la libertad religiosa y "el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones".

Más información
Rajoy llama a los militantes del PP a manifestarse contra la reforma educativa

La posición del Gobierno tripartito catalán sobre educación religiosa va más allá de las tesis del Ejecutivo central. El pacto del Tinell, que suscribieron las tres formaciones de izquierdas que integran el Gobierno de la Generalitat, apuesta por implantar una asignatura de cultura religiosa no confesional y obligatoria para todos los alumnos en los centros públicos. La reforma del Estatuto catalán, que incluye la laicidad en la educación pública, deja la puerta abierta a esta vía.

Por el momento, sólo el obispo de Huesca y Jaca, Jesús Sanz ha confirmado su asistencia a la manifestación aunque se espera que, a lo largo de la semana, se confirme la presencia de otros prelados, especialmente entre aquellos que han escrito cartas o notas animando a los fieles a acudir a la marcha: el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el de Sevilla, Carlos Amigo; el arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez; el de Zaragoza, Manuel Ureñao o el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, informa Efe.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS