Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDREA NAHLES

Literata, joven e izquierdista

La joven socialdemócrata Andrea Nahles, de 35 años, tendrá que posponer sus planes de doctorarse en Literatura en Bonn con una tesis sobre la novela histórica. Desde ayer la diputada del SPD afronta la hercúlea tarea de llevar desde la secretaría general el peso del centenario partido ante la perspectiva casi insólita de un Gobierno de gran coalición con la democracia cristiana.

Nahles procede del ala izquierda del SPD, partido en el que presidió las Juventudes Socialistas (Jusos) entre 1995 y 1998. Desde esa lanzadera Nahles llegó a diputada en el Parlamento Federal (Bundestag) en 1998, pero perdió el escaño en las elecciones de 2002. No obstante, Nahles se mantuvo hasta ahora en la ejecutiva y el cogollo dirigente en la presidencia del partido. Se movía Nahles por la banda izquierda, muy próxima a la posición del entonces líder socialdemócrata Oskar Lafontaine, hoy fuera del partido y dirigente del Partido de la Izquierda. Lafontaine llegó a calificar de "don del cielo" para el SPD una política como Nahles.

Tras la salida de Lafontaine del SPD para Nahles, fiel militante del partido, quedó claro: "Desde ahora pertenece a las filas de mis adversarios políticos". Sentenció con contundencia Nahles: "No soy capaz de reconocer en Lafontaine ningún concepto de futuro. Es un hombre del pasado".

A pesar de abjurar de su antiguo mentor, en los últimos años la joven socialdemócrata se convirtió en una pesadilla para la dirección del SPD y en especial el canciller Gerhard Schröder, cuyos planes de recortes sociales fueron objeto de frecuentes críticas por parte de la futura secretaria general del partido. Sostiene Nahles: "Necesitamos un Estado capaz de actuar y que pueda invertir en el futuro, en educación y también en salud. Tenemos que ser un socio fiable para la gente. Esto significa: extraer las consecuencias de la crítica al capitalismo. Queremos que la educación para todos se pueda financiar. No queremos desmantelar el Estado social. Tenemos que desarrollarlo más y financiarlo menos con deducciones y más por medio de los impuestos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 2005

Más información

  • Nueva secretaria general del SPD