La Consejería de Transportes se niega a pagar los vagones del futuro tranvía de Parla

El alcalde de Parla, Tomás Gómez, del PSOE, admitió ayer que aún faltan por "atar algunos flecos con la Comunidad de Madrid" para poner en marcha el tranvía que recorrerá 12 kilómetros de la localidad. "Cuando Francisco Granados era consejero de Transportes llegamos a una serie de acuerdos que, sin embargo, la nueva consejera, María Dolores de Cospedal, no recoge como institucionales", afirmó Gómez. Según el alcalde, Granados se había comprometido a que la Comunidad pagase los nuevos tranvías (18,9 millones de euros), y lamentó que De Cospedal se desentienda ahora de ese compromiso.

Fuentes de la Consejería de Transportes señalaron a Europa Press que la Comunidad "está participando para que dicho proyecto llegue a buen fin, según los acuerdos adoptados entre ambas partes", y que las "discrepancias" están "en la financiación". Según las citadas fuentes, la consejería ha ofrecido al Ayuntamiento de Parla comprar los tranvías, porque al adquirir la Comunidad una gran cantidad de trenes les saldrán más baratos; pero con una condición importante: que "sea el Consistorio parleño el que finalmente los pague". "Éste es el único tema en el que existe discrepancia y sobre el que el Ayuntamiento de Parla no se ha pronunciado", añadieron.

Gómez, por su parte, anunció en una entrevista en Telemadrid que el tranvía será gratuito para los mayores de 65 años y que para el resto de vecinos las tarifas se adecuarán a las del Consorcio Regional de Transportes. Las obras de construcción de la red comenzaron a finales de agosto con la creación de nuevos aparcamientos.

"Parla y Pinto fuimos las dos únicas ciudades del sur que nos quedamos fuera del Metrosur, una red que, con el tiempo se utiliza más para comunicar a los vecinos dentro del casco urbano de cada una de las ciudades que para comunicar unas con otras", señaló el regidor. Gómez mantiene que Parla "necesitaba el tranvía, una infraestructura de transporte urbano" limpia y rápida. Y afirmó que, como las obras se harán por fases -en tramos de unos 500 metros-, las molestias para el vecindario serán mínimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50