Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caruana descarta que el pacto 'Basilea II' dificulte el acceso a las hipotecas

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, descartó ayer en Alicante que el acuerdo Basilea II -nuevo mecanismo del sistema financiero para minimizar los riesgos bancarios- endurezca las condiciones para el acceso de los ciudadanos a los créditos hipotecarios. "La banca española está bien gestionada y capitalizada y, por tanto, en una buena disposición para evolucionar hacia estos sistemas avanzados que plantea el acuerdo Basilea II", afirmó. "Tanto las condiciones económicas, como los bajos tipos de interés, así como el crecimiento del empleo y del patrimonio de las familias, ha hecho que los niveles de morosidad sean realmente bajos", dijo más adelante.

Para el gobernador del Banco de España, las nuevas reglas bancarias no acarrearán ni una rebaja ni un endurecimiento de los requisitos de créditos hipotecarios. "Lo normal es que las condiciones vienen más dadas por el capital económico, por el propio análisis del coste beneficio de las entidades y por las propias condiciones de competencia del mercado, que el capital regulatorio", argumentó.

El responsable del Banco de España hizo estas declaraciones en el marco de una jornada sobre Basilea II y las Cajas de Ahorro, organizada por la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), con el patrocinio de la CAM. A juicio de Caruana, "Basilea II es una nueva manera de hacer regulación bancaria, cuyo objetivo es que el capital regulatorio, el que se pide por parte de los supervisores a la banca, tenga mayor proporcionalidad y refleje los riesgos que ofrece la banca". "El nuevo marco", añadió, "basado en incentivos, ayuda a consolidar una banca más estable que también beneficiará los intereses de las pequeñas y medianas empresas".

Por su parte, el director general de la CAM, Roberto López Abad, aseguró que la caja alicantina se "siente cómoda" ante la entrada en vigor del nuevo tratado financiero, aunque precisó: "Al igual que el resto de entidades financieras, tendremos que adaptarnos a los cambios en la gestión de riesgo". "En términos globales o términos macro del volumen de operaciones, la CAM tiene un exceso de recursos propios en este momento respecto a los estándares de Basilea I de más de más de 1.000 millones de euros", añadió el directivo. López Abad insistió en que el pacto Basilea II supondrá un "salto cualitativo adicional hacia modelos normalmente matemáticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2005