Elche suspende un año las licencias de obras en Carrús para acometer una remodelación integral de la barriada

El barrio de Carrús, al norte de la ciudad de Elche, es uno de los más poblados con 35.000 habitantes. La construcción del núcleo central se realizó en los años sesenta con un urbanismo muy duro, lo que unido al rápido crecimiento que tuvo para acoger a los inmigrantes, españoles entonces, que llegaron, ha hecho que en la actualidad carezca de espacio para dotaciones, zonas verdes o aparcamientos y que algunos de los edificios estén muy deteriorados. El pleno municipal acordó ayer por unanimidad suspender las licencias de construcción durante un año en el barrio y, en ese tiempo, se va a llevar a cabo un estudio para delimitar las zonas en las que se va a actuar y las herramientas urbanísticas que se van a utilizar para mejorar la configuración del barrio.

El concejal de urbanismo, Emilio Martínez, explicó que hace seis meses se encargó a un equipo de arquitectos que estudiaran las posibilidades de actuar en el barrio para conseguir liberar espacio y rediseñar su configuración. El informe define nueve áreas donde, o bien por las características de las edificaciones (antiguas o casi en ruinas), bien por la combinación de viviendas y locales industriales, son susceptibles de actuar en ellas reordenando las construcciones y consiguiendo así liberar suelo. Para decidir ahora cómo se va a llevar a cabo esta actuación, si mediante modificaciones en el plan general o planes de reforma interna, y para delimitar las zonas a actuar, se aprobó ayer la suspensión de licencias, apoyada ayer por todos los grupos políticos, y que permitirá que durante el tiempo que se necesite para decidir lo que se va a hacer no se vulnere el derecho de ningún ciudadano a solicitar una licencia de obras. Durante este tiempo se prepararán los documentos urbanísticos para llevar a cabo el proyecto.

El concejal explicó que es posible liberar suelo ofreciendo la posibilidad de construir en zonas próximas más abiertas y dejando espacio libre para parques, o permitiendo incrementar altura y por tanto edificabilidad a cambio de reservar parte de un solar para dotaciones o aparcamientos. Martínez dijo que durante este año se llevará a cabo un minucioso análisis para reformar por completo el barrio y "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos". Aseguró que para ello los vecinos contarán con la tutela municipal y el compromiso de los tres grupos políticos representados en el pleno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción