Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia se desmarca de la propuesta europea sobre recortes de ayudas agrícolas

El comisario de Comercio asegura que la posición ante la OMC sigue en pie

El Gobierno francés se desmarcó ayer de las propuestas presentadas la semana pasada por el comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, que prevén un recorte de las subvenciones agrícolas del 70%. Se trata de la posición que la Unión Europea (UE) prepara con vistas a la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se celebrará en Hong Kong el próximo diciembre. "Francia no puede apoyar a la Comisión en las propuestas que ha hecho en materia agrícola", dijo ayer la ministra francesa de Comercio Exterior, Christine Lagarde, ante la Cámara de Diputados gala. Según la ministra, el Ejecutivo comunitario no ha podido probar que ha actuado "dentro de su mandato" y reiteró que Francia rechaza que se cuestione la Política Agraria Común (PAC).

La ministra española de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, aseguró ayer en el Congreso que, tras la reforma de la PAC, la UE cuenta con margen suficiente para las negociaciones de la OMC sin necesidad de nuevas reformas, con lo que se mantiene el modelo agrícola establecido. Por ello, la propuesta europea "no tendría consecuencia alguna para las ayudas agrícolas o ganaderas en España". A instancias del Gobierno francés se celebró el pasado martes una reunión extraordinaria de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, en la que el país galo fracasó en su intento de exigir un control previo por parte de los Estados miembros de la UE de las propuestas que Mandelson lleve a las negociaciones de la OMC.

Éste aseguró ayer que la posición sobre el tema agrícola sigue en pie, informa Luis Vázquez desde Ginebra, donde los representantes de EE UU, la UE, Australia, Brasil e India trataban ayer de acercar posiciones sobre la liberalización del comercio agrícola. Las discusiones continuarán hoy con otros seis países: Argentina, Canadá, China, Japón, Nueva Zelanda y Suiza. "Mi tarea en Ginebra es asegurar a nuestros socios de la OMC que la UE se encuentra firmemente comprometida en esta negociación", afirmó. También llamó al resto de las partes a ir más allá de las subvenciones agrícolas, ya que Europa necesita ver "con urgencia" los beneficios que el ciclo de Doha va a traer a todos en el comercio de productos industriales y de servicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de octubre de 2005