Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Apuntes

La Jaume I busca su encaje en Castellón

La universidad baraja dos sedes para desarrollar actividades socioculturales en la ciudad

La Universidad Jaume I de Castellón es la segunda más joven de la Comunidad Valenciana. Sin embargo, eso no ha sido óbice para que, en menos de una docena de años, haya calado completamente en la sociedad de la provincia de Castellón, tanto en lo que se refiere a los alumnos (presentes o futuros) como entre el tejido empresarial y entre las instituciones. Su mirada, ahora, está fijada en consolidar esta posición, ganada no sin trabajo y esfuerzos. Además del objetivo de lograr la financiación necesaria para ejecutar los proyectos previstos dentro del campus, el equipo de gobierno se ha fijado como una de las prioridades la de contar con una sede en el centro de la capital de La Plana con el fin de "mejorar" esta integración entre la sociedad castellonense y acercarla a la universidad. De hecho, la Jaume I ya ha abierto sedes en algunas de las comarcas más alejadas de la capital. Por eso ahora, ha fijado la vista en el centro de la ciudad, en un edificio emblemático en el que poder desarrollar un proyecto basado en las nuevas tecnologías y en el multilingüismo.

MÁS INFORMACIÓN

La Jaume I ya cuenta con un pequeño edificio, la significativa Lonja del Cáñamo, destinada a exposiciones y a espacios institucionales y administrativos. El proyecto para la nueva sede es mucho más ambicioso y en él se pretende convertir el edificio en un espacio único para la formación, convertir la sede de Castellón en un referente de "ciudad digital", ya que la Jaume I es pionera en muchos espacios de las nuevas tecnologías y pretende transferir todos estos conocimientos a los ciudadanos. La formación en lenguas extranjeras, en español y en valenciano para extranjeros es otros de los ámbitos que pretende desarrollar la universidad castellonense en esta sede. Sin embargo, el conocimiento no es lo único que pretende la Universidad Jaume I, que no olvida que entre sus objetivos se encuentran también el de la consecución de una sociedad más solidaria. Por eso, la creación de un centro con especial dedicación a los colectivos más desfavorecidos y con riesgo de exclusión social tendrán una especial atención en la sede que pretende crear el equipo de gobierno.

Los servicios a la ciudad, según se desprende del proyecto de Campus Obert elaborado por la universidad, contemplan la apertura de la biblioteca universitaria a todos los ciudadanos y de una manera accesible, ya que el fondo bibliográfico de la universidad estará a disposición de todos los castellonenses desde esa, todavía futura, sede. Para posibilitar no sólo ésta sino también otras actividades, la Jaume I ha previsto la creación de una ciberteca y mediateca, con una sala de ordenadores abierta, con recursos audiovisuales para el aprendizaje en nuevas tecnologías, para todas las edades, así como programas de formación en este campo.

El centro de autoaprendizaje de lenguas dispondrá de los medios y materiales necesarios para el aprendizaje de alemán, inglés y francés, así como español y valenciano para extranjeros.

Este puente que pretende abrir la UJI con la sociedad será, además, la sede de la Sociedad de Amigos y Antiguos Alumnos de la Universidad Jaume I (Sauji) y sede de actividades socioculturales. La colaboración con la Filmoteca Valenciana y otras entidades para el desarrollo de actividades socioculturales vinculadas al ámbito audiovisual es la base para la consecución de este objetivo y la creación de un ciclo de cine independiente, así como de talleres de formación audiovisual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2005