Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:Zapping

Sátiros

Amar en tiempos revueltos (TVE) tiene la ambición de cumplir dos objetivos con dignidad: el de culebrón y el de serie histórica ambientada en la Guerra Civil. Las series históricas suelen tener periodicidad semanal, mientras que el desgarro melodramático se administra en dosis diarias de pasión. Y para pasiones, las de Los Plateados (TVE), un western mexicano con hacendados y cuatreros, que cuenta con un villano mujeriego, pendenciero y déspota. El ingrediente ideal para la digestión.

Fratricidio

En su versión audiovisual, la Guerra Civil tiene sus propios tópicos. En las escenas de agitación revolucionaria, por ejemplo, suelen aparecer pocos figurantes por falta de presupuesto, la ropa de los que salen siempre está demasiado limpia y la banda sonora incluye unos compases del himno de Riego (¿hay politono Riego?). No es una época fácil. Y menos ahora que la memoria del fratricidio está siendo explotada con una saña que no augura nada bueno. El título resume bien las prioridades de la serie: primero el amor, luego la historia y, por último, la revuelta. Que una de las familias protagonistas se dedique a la industria del mármol define bien las características de la Historia con mayúsculas: pesada, fría, monumental y perdurable. Ejemplo de Historia con mayúsculas: el desfile del Día de la Hispanidad. Ejemplo de reflexión lúcida sobre la historia: "La historia es un conjunto de hechos que no tenían que haber ocurrido" (S. J. Lec).

Dudas

En una entrevista, Manel Fuentes se lamentaba de algunas críticas que ha recibido el nuevo Caiga quien caiga (Tele 5). Decía que la mera existencia de un programa de sátira política ya es una buena noticia y que su presencia es una victoria contra la amenaza de los programas de cotilleo. Según este argumento, existirían unos formatos mejores que otros. La reflexión es muy interesante y daría para un debate como los de Enfoque (donde volvió a aparecer Pedro Zerolo). Pero me queda una duda. Si viendo la sátira política sientes cierta vergüenza ajena ante el acoso al que se somete a los políticos y crees que manipular sus respuestas en posproducción para ridiculizarlos es hacer trampa, ¿debes decirlo o es mejor callártelo por el bien de la sátira política?

Crítica

Además de Las noticias del guiñol y Caiga quien caiga, Mire usté (Antena 3) propone media hora de sátira política sobre la actualidad, con imitaciones de Acebes, Rajoy, Zapatero, Bono o, con perdón, Francisco Franco. El día de su estreno incluyeron una gran parodia de un mitin de Gaspar Llamazares en la que el orador, ante la falta absoluta de fieles, ejercía de público entusiasta o de discrepante propenso a la escisión. "Ha sido un año difícil. De hecho, ha sido un siglo difícil", decía el falso Llamazares. Estas dos frases satirizan, con la crueldad propia del género, parte de la historia de una izquierda a veces heroica y a veces fratricida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de octubre de 2005