Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV denuncia el desalojo de una familia a la que se prometió un piso

La concejal socialista de Valencia Consuelo Orias denunció ayer el desalojo de cuatro familias en la calle de Neus y culpó de su precaria situación a los servicios sociales del Ayuntamiento y al Instituto Valenciano de Vivienda (IVVSA). Según Orias, una de las familias recibió en octubre de 2004 una carta del IVVSA en la que se le comunicaba que, a pesar de cumplir los requisitos para acceder a una vivienda, la adjudicación "efectiva" se retrasaría "debido a la no disponibilidad" de pisos. Un año después, la familia se ha visto obligada a dejar el edificio abandonado en el que se había instalado sin la alternativa del piso pedido al IVVSA, denunció Orias. "Es una dejación de responsabilidades porque reconocen que cumplen los requisitos", declaró.

Fuentes del IVVSA indicaron que no existe una lista de espera como tal y que los pisos se adjudican en función de la urgencia y en coordinación con el Ayuntamiento. La responsable de Bienestar Social, Marta Torrado, aseguró que el Consistorio ofrece ayuda a las familias afectadas desde hace un año y que de las nueve que han llegado a ocupar el edificio, sólo dos han aceptado este apoyo. Otras dos están en la calle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005