La pintura, un arma eficaz contra la dolencia mental

La Biblioteca regional acoge la muestra 'Arte contra estigma'

Integrar y mejorar la autoestima de los enfermos mentales a través del arte. Este es el objetivo de la exposición Arte contra estigma, que se inauguró la semana pasada en la Biblioteca regional de Madrid. La muestra consiste en 62 obras precedentes de 20 países -entre ellos, España-, promovida por la fundación Lundbeck y la Comunidad de Madrid.

Para ilustrar la integración que pretenden los organizadores, la exposición contiene cuadros hechos por artistas que padecen trastornos psíquicos al lado de algunas obras de artistas profesionales. "Mezclar las obras de los enfermos mentales con artistas profesionales es una manera de mostrar los cuadros tal y como son: obras de arte", afirma Álvaro Ballarín, director de archivos, museos y bibliotecas de la Comunidad. Hasta el 21 de octubre, el visitante podrá disfrutar de una exposición de arte contemporáneo que nació en Dinamarca en 2003 y ha viajado por el Reino Unido, Irlanda, Polonia, Noruega, Israel, Grecia y Australia antes de aterrizar en España.

Los artistas no están condicionados por el corsé de una formación profesional

Carlos Carbonell, presidente de la sección de arte de la Asociación Mundial de Psiquiatría, asegura que a lo largo de la historia las personas con enfermedades mentales han sido estigmatizadas y discriminados por la sociedad en general y en el mundo artístico, porque se creía que el arte era el resultado de la enfermedad y no de la creatividad del artista. "Como consecuencia de ello, se ha perdido una ingente producción artística de enfermos mentales porque nadie, incluso ni ellos mismos, ha tenido interés en ponerla al alcance de otros".

Mayor libertad

El psiquiatra también hizo hincapié en la importancia de enterrar el tópico de que para ser un buen artista "hace falta estar loco". Para Carbonell, la mayor diferencia entre los artistas con trastornos psíquicos y los demás es que su proceso creativo no está influido por "los corsés de haber pasado años en una escuela de arte". Además, "no suelen pintar pensando en qué los demás van a pensar de sus obras ni cuánto dinero conseguirán vendiéndolas después". Es un trabajo que sale enteramente del alma del artista, aunque con una mayor dosis de angustia que la mayoría de los expresiones artísticas, según admite el psiquiatra. La otra cara de la moneda es el espectador. Los organizadores aseguran que el segundo reto de la exhibición es invitar al visitante a cuestionar su propia actitud sobre los trastornos psíquicos, desde el punto de vista artístico y emocional. Romper estereotipos es posible, aseguran, ya que el arte "es una vía para disminuir el prejuicio asociado a estas enfermedades; es conseguir que el público en general, las autoridades y el personal sanitario conozcan las obras de arte creadas por personas con enfermedades mentales".

En palabras del consejero de Cultura y Deportes, Santiago Fisas, "esta muestra es una oportunidad para entrar en un mundo de expresión que retará al espectador artística y emocionalmente y le llevará a replantearse sus actitudes frente a gente que sufre desórdenes mentales".

Arte contra estigma. Ramírez del Prado, 3. Desde el 6 de octubre hasta el 21 de octubre. 91 720 88 50. www.artecontraestigma.org

Una de las 62 obras de la exposición.
Una de las 62 obras de la exposición.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción