Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Al menos 60 inmigrantes piden asilo político en Ceuta

La mayor parte de los 216 inmigrantes que lograron entrar en Ceuta en el salto masivo a la valla fronteriza del pasado 29 de septiembre ha iniciado los trámites para solicitar asilo político en la Oficina de Extranjería. De momento, el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado han documentado ya unas 60 peticiones. Sin embargo, la Delegación del Gobierno supone que serán "muchas más", según dijo ayer un portavoz, ya que en la ciudad es habitual intentar acogerse al estatus de refugiado para prolongar y asegurar su estancia temporal en España.

Este procedimiento garantiza la estancia en la ciudad autónoma entre tres y cuatro meses, que es el tiempo que tarda Extranjería en resolver los expedientes, según las mismas fuentes. Durante ese periodo, los inmigrantes no pueden ser repatriados ni devueltos a Marruecos.

De momento, ninguno de los 700 subsaharianos que están en Ceuta ha sido trasladado al otro lado de la frontera. La mayoría de ellos asegura ser ciudadano de Malí, Guinea-Conakry, Gambia y Costa de Marfil.

Ningún movimiento

Desde el salto masivo del pasado 29 de septiembre, no se han producido nuevos intentos de cruzar la doble verja. Los sensores distribuidos en los 8,2 kilómetros del perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos, que se activan cuando el inmigrante penetra en el pasillo entre las dos vallas, no han registrado actividad durante la última semana. Sin embargo, las cámaras térmicas han localizado pequeños grupos en las inmediaciones del perímetro, aunque ninguno ha intentado cruzar.

Para reforzar la vigilancia ha llegado a la ciudad un helicóptero de la Guardia Civil, que estará en la ciudad temporalmente y que tiene incorporados detectores por infrarrojos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2005