Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

Tres naves y una fiesta

Teatro y espectáculos en el día de puertas abiertas que celebra el 12 de octubre el Muelle de las Carabelas, en Palos de la Frontera, entre las reconstrucciones de 'La Pinta', 'La Niña' y 'La Santa María'.

Tierraaaaa!", exclamó con una mezcla de asombro y ansia Rodrigo de Triana, sin imaginar que ese grito lo cambiaría todo. Las culpables de tanto alboroto están ancladas en el Muelle de las Carabelas, en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, a cuatro kilómetros del puerto de Palos de la Frontera, en Huelva. Son las réplicas de las tres carabelas: La Pinta, La Niña y La Santa María, que llevaron a Cristóbal Colón a descubrir el Nuevo Mundo.

El 12 de octubre, fecha en que se conmemora el día en que el Almirante llegó a América, el Muelle organiza una jornada de puertas abiertas. Los acordes del bandoneón de la compañía de tangos Silueta Porteña, de Argentina, amenizarán las diversas actividades de la fiesta, todas con un marcado carácter participativo, como un concurso de dibujo infantil, y actuaciones y talleres teatrales.

Entre música y efectos especiales, personajes vestidos de época serán los encargados de mostrar y explicar el recinto. En una dársena semicircular, dos pantalanes dan acceso a las carabelas, ambientadas con marineros y enseres que permiten comprender la hazaña realizada por aquellos hombres que navegaron por el mar Tenebroso, como se le decía al océano Atlántico, en estos increíbles "cascarones flotantes". Además de las naves, se puede visitar un barrio medieval, que representa al puerto de Palos como debió de ser en 1492, y la Isla del Encuentro, donde se reproduce la primera visión que tuvieron los marineros de las tierras descubiertas aquel 12 de octubre.

Dentro del edificio, que sirve de marco a esta fiesta, hay una exposición dedicada al siglo XV, con instrumentos de navegación, herramientas de carpintería de ribera, armamentos, atuendos marineros y avituallamiento de las naves. Un dato curioso: es tan real la reconstrucción de la época que se ha realizado en el Muelle de las Carabelas, que fue el escenario escogido por Vicente Aranda para filmar Juana la Loca y la todavía por estrenar Tirante el Blanco.

Para completar el día se puede visitar el cercano parque botánico y el monasterio de La Rábida, donde se recluyó Colón antes de iniciar su aventura atlántica.

Muelle de las Carabelas(959 53 05 97). Paraje de La Rábida, s/n. Palos de la Frontera (Huelva)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 2005