El alcalde de Lanjarón recalificará cinco hectáreas para un complejo turístico junto a una finca suya

La oposición sospecha que el regidor prepara un "pelotazo" urbanístico

El alcalde de Lanjarón, José Rubio (PP), ha optado por recalificar a un particular unos terrenos para que construya un polígono industrial privado, antes que utilizar -para atender las demandas de suelo de los empresarios locales- la parcela municipal de 50.000 metros cuadrados preparada para ello desde hace una década. El alcalde pretende destinar este terreno para un complejo turístico. Para ello no dudará en venderlo a los promotores y recalificarlo. Curiosamente, la parcela linda por el oeste y el norte con una finca propiedad de 15.000 metros cuadrados propiedad de José Rubio. La oposición municipal sospecha en esta operación la preparación de un "pelotazo" urbanístico.

La Asociación de Empresarios de Lanjarón, que cuenta con un centenar de socios, expresó ayer su pesar por la tardanza del alcalde en dar una solución a sus problemas de espacio. Según su portavoz, Miguel Mingorance, "unos 25 compañeros están pensando en trasladar el negocio a otros municipios cercanos porque nuestra actividad está asfixiada, necesitamos espacio y el alcalde nos da largas".

Cuando José Rubio se hizo cargo de la alcaldía, en el año 1999, los 50.000 metros cuadrados en cuestión ya estaban recalificados como terrenos de uso industrial y la propiedad era municipal. En estos seis años, dicen los empresarios, el alcalde no ha querido "tocar" los terrenos y ahora ha comenzado a proyectar otro polígono en terrenos particulares, una parte de los cuales necesitan también de una recalificación al ser rústicos.

El alcalde asegura que este polígono da respuesta a las necesidades del empresariado local. Los propios empresarios dijeron ayer sobre el terreno que el alcalde quiere darles una solución donde solo tienen cabida dos o tres empresas.

El regidor, José Rubio, confirmó ayer a este diario que pretende dar otro uso a los terrenos del polígono industrial público nunca urbanizado. Se trata de recalificar como urbanizables sus 50.000 metros cuadrados para destinarlos a un complejo turístico de lujo.

Curiosamente, este terreno a recalificar linda al oeste y al norte con una finca de 15.000 metros cuadrados de propiedad del alcalde, según denunció ayer el Grupo Municipal del PSOE y reconoció el propio primer edil. Esa finca, una parte en suelo rústico y la otra calificado como industrial, sería en el futuro la expansión natural del complejo turístico, por lo que la oposición augura un gran "pelotazo urbanístico".

Hotel de lujo

Mingorance dijo ayer que el alcalde les ha hablado abiertamente de que el terreno público en cuestión es un buen lugar para construir "un hotel de lujo o una urbanización". El alcalde reconoció que su "gobierno tiene un proyecto de urbanización complementaria a la oferta de Lanjarón como zona turística para esos 50.000 metros".

El alcalde justificó la operación así: "En Lanjarón, cincuenta mil metros cuadrados en un solo paño es difícil de encontrar. Lanjarón tiene muchas carencias turísticas y nosotros queremos complementar la demanda de suelo industrial, pero no estropear 50.000 metros para un gran proyecto turístico que se viene fraguando desde hace tiempo".

El alcalde asegura que la Empresa Pública del Suelo de Andalucía -que recibió el encargo por parte del Ayuntamiento- no desarrolló en su día el polígono por falta de demanda. Pero desde hace dos años, los empresarios afirman haber presentado escritos en el Registro municipal solicitando este suelo, "por imperiosa necesidad", aseguran. Ahora, el alcalde ha aceptado desarrollar un proyecto privado de polígono industrial en la zona conocida como La Teja, que no atiende las demandas de los empresarios, según afirma Mingorance. Es más, para que ese polígono alternativo pudiera construirse, el Ayuntamiento tendría que recalificarle parte del terreno a su propietario. Y el alcalde dice estar dispuesto.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Encarnación Tito, lamentó que "el alcalde confunda los intereses generales y económicos del pueblo con intereses suyos, particulares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50