Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bibliotecas escolares carecen de los fondos mínimos que pide la Unesco

Las bibliotecas escolares españolas están "entre las peores de Europa" en casi todos los aspectos que pueden ser evaluados. El 91% no dispone de documentos mínimos (libros, enciclopedias, CD) de consulta y conocimiento; un tercio no tiene revistas en sus estanterías; la mitad no cuenta con presupuesto específico; alrededor del 90% presenta un mal equipamiento tecnológico; el 25% no presta libros para llevar a casa. Un estudio entre 16.000 alumnos y 400 colegios elaborado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el instituto de evaluación educativa Idea, pone de manifiesto, además, que la mitad de los alumnos no usa la biblioteca en horario escolar. Estas salas de estudio y lectura no cumplen muchos de los estándares de evaluación definidos por la Federación Internacional de Bibliotecas y la Unesco.

El 80% no cuenta con un servicio de información sobre novedades; quizá porque no ofrecen mucha novedad: el 56% de estas bibliotecas no actualiza sus contenidos. Y tampoco están muy bien atendidas, porque cerca del 63% de sus responsables no dedican más de una hora diaria a esta tarea. Y cuando cierra el centro, en el 70% de los casos la biblioteca se cierra con él, lo que impide su uso extraescolar. Claro que la mitad de los alumnos no la usa cuando está abierta (el 46% en primaria y el 55% en secundaria).

Conexión a Internet

Tampoco los profesores hacen mucho uso de ella. Casi un 40% no la visita nunca; los docentes siguen usando preferentemente los libros de texto para sus clases (76%). Para espolear a sus alumnos en el uso de la biblioteca, un 47% de los profesores les piden que busquen allí alguna información o desarrollan actividades para el fomento de la lectura (52%). Lo que los alumnos querrían, sin embargo, es que estas salas tuvieran ordenadores con conexión a Internet y documentos electrónicos, pero tampoco en eso las bibliotecas están a la altura de las recomendaciones internacionales: un 91% no tiene un buen equipamiento tecnológico. En general, las bibliotecas de escuelas e institutos públicos están mejor equipadas que las de los concertados y tienen una mejor disponibilidad de apertura, salvo fuera del horario lectivo, explicó ayer el catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación Álvaro Marchesi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 2005