Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medina destituye a la primer teniente alcalde tras la rebelión de los ediles zaplanistas en Orihuela

La secretaria general del PP ignora que un edil del PSPV milita en su grupo desde 1990

El alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, del PP, anunció ayer que el lunes destituirá a la primer teniente alcalde, Mónica Lorente, líder del grupo de ocho concejales del sector zaplanista. El jueves estos concejales votaron en contra de dos proyectos urbanísticos auspciados por el alcalde. Medina, del sector campista, evitó la derrota con el apoyo de los concejales del Centro Liberal y de Isidro Hernández, edil del PSPV, pero militante del PP desde 1990. La secretaria regional del PP, Adela Pedrosa, aseguró ayer desconocer si Hernández milita o no en su partido.

El nuevo cisma del PP oriolano ya se ha cobrado su primera víctima. "El lunes firmaré el decreto de destitución de Mónica Lorente en el cargo de primer teniente alcalde del Ayuntamiento", afirmó ayer sin rodeos el alcalde, que lidera el grupo de ediles campistas -cuatro concejales-. Medina declinó profundizar en las razones de su iniciativa alegando que es una decisión exclusiva de su ámbito competencial. El alcalde tampoco avanzó más datos sobre una hipotética remodelación del equipo de gobierno tras la rebelión de los campistas. "Sólo espero que el comité regional y el provincial actúen con objetividad y de acuerdo con lo que marcan los estatutos del PP", añadió.

Mónica Lorente, portavoz del Grupo Popular y, a su vez, presidenta de la asamblea local del PP, también se mostró parca a la hora de valorar la decisión de Medina y subrayó: "Acataré con el máximo respeto la decisión del alcalde". El sector zaplanista perfiló su estrategia sobre la crisis durante el acto de proclamación de Lorente y la nueva dirección local surgida de la asamblea del pasado mes de julio, celebrado anoche en Orihuela. El evento congregó a la cúpula zaplanista de Alicante, que lidera el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll. Éste ya dejó entrever el jueves su posición al recordar a Medina que "al alcalde lo proponen y sustentan los concejales del grupo".

Medina, en minoría en su grupo, cuenta ahora con el respaldo de los seis concejales del Centro Liberal y del edil del PSPV Isidro Hernández. Éste, de acuerdo con documentos a los que ha tenido acceso este periódico, milita en el PP desde 1990. Además, Hernández estaba incluido en el censo de votantes del PP con motivo de la última asamblea, la celebrada en julio para elección de la nueva dirección local.

Agrupación disuelta

Isidro Hernández, según el portavoz del PSPV en el Ayuntamiento, Francisco García Ortuño, fue el promotor de la disolución de la agrupación local socialista de Orihuela en noviembre de 2004. El PSPV solicitó su expulsión del partido al mes siguiente. No obstante, el expediente coincidió con la decisión, en enero de este año, de la ejecutiva federal del PSOE de disolver la agrupación y nombrar una gestora. Hernández continuó con su cargo en la ejecutiva comarcal de la Vega Baja, como responsable del área de Infraestructuras y Urbanismo, y se ha mantenido como edil en el seno del Grupo Socialista, pese a la propuesta de expulsión que formuló el portavoz García Ortuño.

Pese a estos antecedentes, la secretaria general del PP de la Comunidad Valenciana, Adela Pedrosa, reconoció ayer que no sabe si el edil socialista de Orihuela Isidro Hernández es militante popular. "Desconozco la afiliación de esa persona, pero todo estará en el expediente informativo que vamos a abrir", dijo. Y prosiguió la número dos del PP regional: "Nuestra voluntad es la de resolver cada una de las cositas que van apareciendo en Orihuela". La dirección del PPCV no había contrastado ayer si el concejal oriolano del PSPV figura en sus archivos como militante. "Estamos analizando todo lo que ha pasado. Vamos a abrir expediente informativo", sentenció Pedrosa.

El vicepresidente del Consell, Víctor Campos, afirmó que el Ejecutivo valenciano "no tiene nada que decir". Pese al escándalo registrado en el pleno del Ayuntamiento oriolano -y que tiene entre sus protagonistas a una diputada autonómica y un alto cargo de la Consejería de Agricultura-, Campos dijo que durante la reunión ayer del Consell no se produjo "ninguna reflexión", ni "ningún posicionamiento".

El secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, señaló ayer que "el caso Orihuela evidencia la fractura brutal del PP y la incapacidad total y absoluta de Camps de controlar a su partido". Respecto al edil Isidro Hernández, Pla admitió que fue elegido por la lista del PSPV pero, según el socialista, ya no es socialista.

El portavoz adjunto de Esquerra Unida-L'Entesa en las Cortes Valencianas, Joan Antoni Oltra, lamentó el "poder de convicción que tienen algunos promotores y el clima de corrupción política" tras el pleno municipal de Orihuela.

Para Oltra, este episodio demuestra "la descomposición política del PP y el PSPV, que está afectando a la gobernabilidad" de numerosos municipios y amenaza con paralizar el Consell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2005