Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad alerta del riesgo de observar el eclipse sin usar filtros

La ocultación parcial del Sol por la Luna comenzará a las 9.38 del próximo lunes

Si la observación de un eclipse de Sol es siempre peligrosa por las lesiones que pueden provocar en los ojos, el del próximo lunes lo será más aún. La causa es que el Sol no estará oculto completamente por la Luna, sino que se mantendrá un anillo solar reluciente alrededor de la sombra de la Luna. El Ministerio de Sanidad advierte de la necesidad de extremar la precaución.

Los astrónomos y los médicos reiteran la necesidad de protegerse los ojos debidamente, con filtros especiales y gafas homologadas, para ver el eclipse. "Las gafas de sol convencionales no son adecuadas para mirar directamente el Sol. Tampoco puede hacerse a través de un telescopio o de cualquier instrumento óptico si no cuenta con los filtros adecuados", advierte el Ministerio de Sanidad y Consumo. La observación del eclipse sin la protección adecuada de los ojos "puede causar lesiones oculares irreversibles, incluso ceguera". Aún con filtros adecuados no se debe mirar al Sol ininterrumpidamente más de tres minutos.

Desde el Sur de Galicia hasta la Comunidad Valenciana, en una ancha franja de la península Ibérica de unos 200 kilómetros de ancho, se verá oscurecido más del 90% del Sol, la parte central. En otras regiones el eclipse anular se observará parcialmente. El espectáculo celeste comenzará a las 9.38 de la mañana (hora peninsular), en Vigo, y durará entre tres y cuatro horas, dependiendo de los lugares de observación.

El que un eclipse solar sea total o anular depende de las distancias relativas entre los tres cuerpos celestes protagonistas, el Sol, la Tierra y la Luna, de manera que no siempre esta última, vista desde el planeta, oculta totalmente el disco solar. "Hace más de un siglo que un eclipse anular no cruza el territorio español", recuerda la revista Astronomía. "El 25 de abril de 1846 tuvo lugar uno visible desde las islas Canarias. Pero si nos referimos a la península Ibérica, nos tenemos que remontar al 9 de enero de 1777, cuando la anularidad afectó a Galicia justo al ponerse el Sol, o al 1 de abril de 1764, cuando la franja central cruzó la península Ibérica de suroeste a norte". Hasta 2028 no se verá desde España otro eclipse anular.

Varias organizaciones y empresas informan en Internet sobre gafas y filtros homologados para ver el eclipse: sea.am.ub.eclipse; www.bolerooptical. com; www.ibereclipse.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de septiembre de 2005