Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La versión serrana de 'El señor de los anillos'

Los municipios de la sierra norte quieren recrear el universo creado por Tolkien con un parque temático en la zona

En la trilogía de El señor de los anillos, el escritor J. R. R. Tolkien imaginó un inmenso continente con amplios bosques y pueblos pequeños donde habitan distintas razas: los hombres, los elfos, los hobbits. Tolkien se inspiró en la mitología nórdica para crear la Tierra Media, y Peter Jackson, el director de cine que llevó las aventuras de El señor de los anillos a la gran pantalla, rodó los paisajes en las tierras verdes de Nueva Zelanda.

Ahora, en las antípodas, 22 de los 42 alcaldes de la sierra norte madrileña han visto que entre sus pueblos y las tierras imaginadas por Tolkien existe "una gran similitud" y, por eso, se han embarcado en la aventura de crear un gran parque temático basado en el mundo de este escritor.

De salir adelante, la iniciativa crearía más de 5.000 puestos de trabajo en la zona, según sus responsables

El proyecto original, llamado La Pequeña Tierra Media, parte de la Asociación Española de Dinamización Regional (formada por biólogos, miembros de Protección Civil, un ingeniero aeronáutico, otro licenciado en Derecho...), un grupo de amantes de la obra de Tolkien y que durante una época trabajó en la sierra norte. Esta asociación movió sus planes y su devoción por la trilogía entre los alcaldes de la zona. Ahora, los regidores de Buitrago de Lozoya, Gargantilla del Lozoya y Torremocha del Jarama encabezan esta ambiciosa propuesta que pretende estar lista en el año 2009. "El proyecto, si sale adelante, creará en la zona 5.000 puestos de trabajo y convertirá la sierra norte en un inmenso parque donde cada pueblo representará una localización concreta del libro El señor de los anillos", explica María Eugenia Gaztañaga, alcaldesa de Gargantilla del Lozoya y Pinilla de Buitrago.

"Ya nos hemos puesto en contacto con viceconsejeros y directores generales de la Comunidad de Madrid para presentarles el proyecto", agrega el alcalde de Buitrago de Lozoya, Agustín Ferrer. "Han recibido el proyecto sorprendidos y también lo han imaginado tal y como es el Parque Warner. Pero nuestra idea no es ésa. El proyecto es más que un parque temático, es algo más ambicioso", añade Ferrer.

Para él, la conversión de la sierra norte en el mundo de El señor de los anillos servirá para "rescatar los valores del libro". Es decir, "no hay victoria sin esfuerzo" y "hay que luchar por sacar las cosas adelante".

Pero la idea de transformar la zona en el universo del escritor necesitará también financiación privada, sobre todo porque la empresa Tolkien Enterprises tiene registrados todos los nombres del libro (www.tolkien-ent.com). Y para utilizarlos, hay que pagar. Los promotores originales del proyecto aseguran que ya se han puesto en contacto con Tolkien Enterprises y que la respuesta ha sido: "Si la obra de J. R. R. Tolkien sirve para conservar la naturaleza en la Comunidad Autónoma de Madrid, estaríamos encantados de apoyar el proyecto".

El plan pasa incluso por vender los productos originarios de la sierra norte (la miel, el queso, la repostería...) con la denominación de origen de "La Pequeña Tierra Media". Así, la miel del municipio de La Hiruela podría pasar a llamarse la Miel de Rivendel. "Una marca comercial lo es todo, la gente compra la etiqueta", puntualiza el alcalde de Buitrago. Además, durante el recorrido por los distintos pueblos, "los artesanos de la zona hacen espadas, sacan miel, venden leche o trenzan las cabelleras como los elfos", según el texto del proyecto original.

Habrá, además, recreación de las batallas más importantes del libro e incluso se podrán organizar bodas, juegos de rol o fiestas para ejecutivos ambientadas en este mundo fantástico.

La imaginación de los promotores no tiene fin. Quieren también que la Sierra Norte sea la sede de un museo-biblioteca "donde descansarán las obras de J. R. R. Tolkien y donde serán impartidas conferencias". Este museo también serviría como lugar de reunión de los aficionados al mundo mágico de El señor de los anillos. Otra idea pasa por hacer una universidad en la sierra donde se enseñe el élfico (la lengua que se habla en el libro). Todo, para conseguir que los vecinos más jovenes de los pueblos de la Sierra Norte no se tengan que ir de la zona por la falta de trabajo. Los alcaldes de la zona creen que con el proyecto de El señor de los anillos desaparecería el peligro de que los pueblos de la zona terminen convertidos en pueblos fantasma.

Tal y como decía J. R. R. Tolkien, la idea servirá para "preservar la Tierra Media del mal que la estaba atacando...".

¿Y quiénes serán los orcos?

El parque temático que están ideando los alcaldes de la sierra norte será muy particular, ya que no tendrá atracciones mecánicas, sino que cada pueblo de la sierra representará una localización de la serie literaria de El señor de los anillos. Por ejemplo, Buitrago de Lozoya será Bree, el lugar de la novela donde está la posada del Pony Pisador y donde se desarrolla uno de los encuentros más importantes: el de Frodo con Aragorn. Otro municipio serrano, El Berrueco, será convertido en el pueblo donde viven los pequeños hobbits: Hobbiton.

Rivendel, la patria de los elfos, estaría en el municipio de La Hiruela. "Que con sus hayedos y sus ríos nos transportan a un lugar de paz y elevación", según el texto del proyecto original.

Las Minas de Moria estarían en la localidad de Puebla de la Sierra, "que parece un pueblo minero gracias a esas preciosas formaciones rocosas". Un camino del anillo recorrería cada localidad, en una especie de circuito con hoteles incluidos.

En el reparto de localizaciones de El señor de los anillos todavía queda una tierra que aún no tiene un pueblo designado: Mordor, el lugar donde habitan los orcos, las criaturas más terroríficas de la tierra. De momento, no hay localidad candidata a representar este lugar malvado. "Pues sí, aún no está designado, y está difícil...", explica el alcalde de Buitrago de Lozoya, Agustín Ferrer.

Sobre cómo han recibido los vecinos de la zona la idea de convertirse en un enorme parque temático, Ferrer asegura que "ha habido de todo". "Unos lo han recibido entusiasmados y otros piensan que vaya tontería que se nos ha ocurrido", concluye el regidor de Buitrago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005

Más información