Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU reclama una comisión de investigación en el Parlamento de la "especulación" en el Aljarafe

Caballero dice que la falta de planeamiento autonómico ha potenciado la "ley de la selva"

IU quiere que el Parlamento andaluz investigue la especulación urbanística en la comarca sevillana del Aljarafe, empezando por el Ayuntamiento de Camas, gobernado por IU, en el que hay abierta una investigación judicial por el intento de soborno a una concejal. En este caso están implicados el alcalde, Agustín Pavón, y dos concejales del PP y PA. La portavoz de la federación, Concha Caballero, quiere que la comisión parlamentaria también aborde la repercusión de la especulación urbanística en el precio de la vivienda y las actuaciones de la Junta y los ayuntamientos.

IU aún no ha registrado su petición a la espera de que mañana el pleno del Parlamento apruebe por unanimidad el Reglamento de la Cámara. Las nuevas normas permiten la creación automática de una comisión de investigación si en el plazo de siete días ningún grupo se opone. Si ocurre este supuesto, el debate de la iniciativa se traslada automáticamente a pleno, en donde los grupos deben exponer su posición.

"Si en Camas hay especulación y corrupción, nuestra condena es taxativa y sin paliativos. No tenemos compresión ninguna hacia estas prácticas, que están presentes en otros sitios del Aljarafe", afirmo la portavoz de IU, Concha Caballero.

La diputada aseguró que la Junta tiene una "responsabilidad cierta", ya que el no haber hecho el planeamiento urbanístico de la zona "ha desatado la ley de la selva" en el urbanismo sevillano.

"Presentamos la creación de la comisión de investigación tras constatar el silencio cómplice y los incumplimientos en ordenación urbanística de la Junta de Andalucía", reiteró.

El pasado mes de abril IU demandó a la Consejería de Obras Públicas información sobre "irregularidades", modificaciones urbanísticas, recalificaciones o convenios urbanísticos llevados a cabo en 17 municipios del Aljarafe. "Con una excepción, las demandas de información no han sido contestadas y hace referencias a irregularidades o crecimientos urbanísticos desproporcionados como los que se va a producir y se están produciendo en Almensilla, Mairena del Alcor o Espartinas", afirmó.

Caballero, que consideró que en el Aljarafe hay una "implicación muy alta" de los ayuntamientos en la "especulación", recordó que esta comarca gobiernan todos los partidos, si bien apuntó que hay corporaciones del Partido Popular que "están bajo sospecha, como otros", añadió, "gobernados por la proliferación de partidos independientes".

Según los datos de IU, el planeamiento urbanístico del Aljarafe está programado desde el año 1984 y 20 años después "sigue sin ser aprobado y sin aplicarse" su Plan Ordenación Urbanístico, un instrumento que, juicio de la portavoz de IU, es "fundamental" para reserva de suelo público y la protección contra la "especulación".

La diputada de IU explicó que la pretensión de su grupo es "poner fin" a lo que calificó como el "círculo terrible" de la recalificación de suelo rústico e industrial a suelo urbano, a las ganancias "especulativas" y el "aumento espectacular" del precio de vivienda que genera en el área metropolitana de Sevilla.

"Caiga quien caiga"

El objetivo de la comisión es investigar "caiga quien caiga, pueblo a pueblo y sin tener en cuenta el color político", a los ayuntamientos implicados, así como las actuaciones de la Junta. Junto a esta medida, IU registrará una proposición no de ley para su debate en el pleno, en la que pide a la Consejería de Obras Públicas que informe en tres meses sobre la situación del urbanismo en toda la comarca del Aljarafe y que un máximo dos meses la Junta publique el "inexistente" Plan de Ordenación Urbanística de la Aglomeración de Sevilla.

También reclamará una moratoria de un año para la autorización de cualquier cambio de suelo en toda la comarca, y que este plazo se realice un estudio sobre zonas saturadas y límites de crecimiento urbanístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005