Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE logra llevar al Consejo de Seguridad el programa nuclear iraní

La resolución del OIEA da a Teherán sólo dos meses para negociar

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha adoptado una resolución que condena el programa nuclear de Irán y deja abierta la posibilidad de transferir el asunto al Consejo de Seguridad, pero no de forma inmediata. La resolución, propuesta por Reino Unido, Alemania y Francia, tuvo que ser sometida a votación debido a la falta de consenso entre los 35 miembros de la Junta de Gobernadores del OIEA.

Venezuela fue el único país que solicitó la celebración de una votación y el único que rechazó el texto, mientras que 12 Estados se abstuvieron, entre ellos, Rusia y China, dos de las potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Grez Schulte, embajador de EE UU ante el OIEA, agradeció la actuación de la Unión Europea y explicó las razones por las que la decisión fue adoptada: "Estamos preocupados de que las actividades [nucleares] de Irán constituyan una creciente amenaza para la paz internacional y la seguridad".

La resolución acusa a Irán por las "numerosas faltas y violaciones de sus obligaciones en el cumplimiento del Acuerdo de Salvaguardias del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares" e indica que la "historia de encubrimiento de actividades nucleares de Irán" y la consecuente falta de confianza en sus objetivos pacíficos dan pie a "interrogantes" que son "competencia del Consejo de Seguridad".

Por otra parte, se solicita al director general de la agencia atómica de la ONU, Mohamed el Baradei, que presente un nuevo informe sobre el programa nuclear iraní. Será esa evaluación la que sirva de base de trabajo en la sesión del 24 de noviembre. En ella, la Junta de Gobernadores podría plantear de nuevo la conveniencia de transferir el asunto al Consejo de Seguridad, que tienen la autoridad y la capacidad para ejercer una mayor presión, incluso aprobar sanciones, una amenaza que no se menciona en la resolución de ayer.

Nuevo plazo

Con esta fórmula le queda todavía al OIEA un margen de dos meses para intentar mediante negociaciones restablecer la confianza entre Teherán y la comunidad internacional. "Todos nosotros vamos a aprovechar esta ventana que brinda oportunidades", dijo el director general del OIEA Mohammed el Baradei, "de todas formas ha quedado clara la voluntad de Irán de continuar la cooperación con la agencia atómica y con la UE". China, India y Suráfrica se han mostrado dispuestos a contribuir también para que avance la vía diplomática con Irán, indicó El Baradei.

Irán considera "ilegal e inaceptable" esta resolución pero no responderá antes de haber estudiado detalladamente el texto, dijo el portavoz del ministerio iraní de Exteriores, Hamid Reza Assefi en Teherán. El jefe de la delegación iraní en Viena, Javad Vaidi, declaró que la decisión adoptada por el OIEA "responde a motivos políticos". Vaidi criticó a Reino Unido y EE UU por querer "eliminar el programa nuclear pacífico de Irán" y advirtió de que "la buena voluntad conduce a buena voluntad y las amenazas conducen a amenazas".

Venezuela rechazó la resolución porque en su opinión "sienta las bases para pasar el caso al Consejo de Seguridad y sacarlo del ámbito de la OIEA, con lo cual se cierran los caminos del dialogo...". El jefe de la delegación venezolana, Gustavo Márquez Marín, ministro de Integración Regional, declaró que el texto tiene "un enfoque totalmente negativo y sesgado políticamente", dado que el director general de la agencia atómica "no ha informado en forma definitiva el incumplimiento de Irán".

El Baradei se mostró preocupado por la falta de consenso dentro del órgano ejecutivo del OIEA, agencia encargada de garantizar el respeto al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. "Hubiera sido mejor permanecer unidos con un propósito en común", dijo, "o perdemos todos o ganamos todos". El OIEA suele asumir resoluciones de forma consensuada salvo pocas excepciones. La última votación fue en 2003 sobre el caso de Corea del Norte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 2005