Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cecilia Roth y Felicity Lott unen sus voces para Cocteau y Poulenc

Gerardo Vera dirige a la actriz y a la soprano en 'La voz humana'

Dice Gerardo Vera que las dos saben de lo que hablan, que conocen perfectamente la materia con la que está esculpida La voz humana, la obra con texto de Jean Cocteau y música de Francis Poulenc que abre hoy la temporada del Teatro de la Zarzuela, con Cecilia Roth y Felicity Lott, dos grandes damas de la interpretación y el canto. "Todo les suena mucho", asegura el director sobre la relación de ambas con la obra.

Las dos sonríen cuando Gerardo Vera las delata como una pareja de mujeres, artistas de tabla y experiencia, que no han perdido el tiempo con la vida para gozarla y sufrirla a partes iguales. Se conocían de oídas, pero ahora funden sus talentos en escena, hasta el 1 de octubre, con esta obra que nos coloca ante el espejo del amor, el desamor, los sueños rotos y la desesperanza. Todo un drama. "Kleenex debería esponsorizarlo", dice Felicity Lott, cantante inglesa, doctora en ironía de la fina, que regresa a un escenario donde ha ofrecido ya grandes tardes de lied.

La idea fue de José Antonio Campos, en su última etapa de director de la Zarzuela. "Inmediatamente dijimos que sí", asegura Roth. Eso sin pensar que hacía más de 10 años que no se subía a un escenario. Lo mismo contestó la soprano cuando se lo propusieron, y eso que no cantaba la obra desde 1977. "Ahora me siento con mucha más libertad para hacerla", asegura.

Vera no ha osado darles muchas directrices. "Yo, no. Me he limitado a que ellas se sientan seguras, con confianza", dice. "Y nosotras nos hemos tirado a la piscina", afirma Roth. Ambas sienten una fascinación mutua por cada uno de sus mundos. Lott por el cine y Roth por la ópera. Vera ha aprovechado eso para trabajar. "He tratado de fundir las dos cosas, la parte teatral y la musical, pero no ha sido difícil porque el texto es muy musical y la música muy teatral, se compenetran", afirma.

La fusión es la clave para que cuaje la fuerza de esta obra que mezcla la versión estrenada por Cocteau en 1930 en la Comédie-Française y la que Poulenc compuso para la Opera-Comique de Paris en 1959. Cecilia Roth ha trabajado a fondo el texto de Cocteau, cuya versión es de Luis Antonio Villena. "Es una pieza que hay que atreverse a aceptar porque no siempre uno está dispuesto a exponer tanto", afirma la actriz que ha trabajado con Vera en dos películas, Deseo y Segunda piel.

La música, que estará dirigida por José Ramón Encinar, es materia para la hermosa voz de Felicity Lott, cantante de mucho predicamento en Madrid. "Tiene momentos mágicos, que suenan a las grandes canciones de Edith Piaf, pero es una música complicada de hacer, que una vez que la oyes no puedes imaginar de otra forma. Los silencios son muy importantes y tiene que haber una compenetración enorme con el director musical, si éste no respeta las pausas, puede matarte", afirma Lott. El talento de Poulenc les ha atrapado a los tres, hasta el punto de llegar a necesitarlo. "Posee esa fuerza de la nostalgia, una vez que conoces la obra, tienes que oírla todos los días", asegura Vera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de septiembre de 2005