Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:AIRE LIBRE

Los últimos cazadores

Visita a los abrigos rupestres de la Valltorta y Gasulla, en Castellón

Guiados por los propios arqueólogos que trabajan en los yacimientos cercanos a Tírig, los visitantes descubren el mundo de los hombres del neolítico en parajes que se mantienen casi intactos.

En 1998, la Unesco incluía en su lista del patrimonio mundial el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica. Pinturas semiocultas en las paredes de abrigos u oquedades naturales en la roca, y dispersas en un amplio territorio que abarca diversas provincias y autonomías. Muchos de esos vestigios resultan prácticamente inaccesibles al público. Una excepción honrosa es la del Museo de la Valltorta, a las afueras de Tírig (Castellón), que aglutina el parque cultural de Valltorta-Gasulla. Creado en 1994, los arquitectos Miguel del Rey e Íñigo Magro diseñaron un edificio de líneas etéreas, bien acomodado a un entorno singularmente virgen. Es un centro vivo, los arqueólogos siguen trabajando en la zona y disponen en él de laboratorio, biblioteca y archivos.

Los visitantes pueden abarcar en sus salas una visión de conjunto de unas pinturas y grabados en piedra que van desde el final del paleolítico (hace 26.000 años) hasta la edad de bronce (hace 3.500 años), y que sólo en la Comunidad Valenciana ocupan unos 400 yacimientos; de ellos, 65 se encuentran en los barrancos vecinos de la Valltorta y de Gasulla. Lo más apasionante, sin embargo, no es la exposición en sí, sino las visitas guiadas (gratuitas) por los arqueólogos a algunos abrigos próximos al museo.

Los guías apuntan con el dedo manchas de color mineralizado, casi imperceptibles, y trazan un fresco sugestivo de aquella sociedad que abandonaba la era del frío y la caza para ir progresivamente mutándose en una sociedad de agricultores y pastores. Todo está allí, si uno sabe mirar. Esas pinturas pertenecen a los últimos cazadores, grupos nómadas que hace unos 6.000 años desplazaban sus poblados. Como un brujo que supiera leer los arcanos de unos posos, el guía reconstruye los movimientos y gestos, el atuendo, las armas y adornos personales, casi hasta las intenciones.

Los abrigos que se visitan de manera regular son el Mas d'en Josep, la Cova dels Cavalls y las Coves dels Ribassals o del Civil; en el museo se puede concertar la visita al abrigo de Centelles (en Albocásser) o a La Saltadora (Coves de Vinromá). Desde la cercana masía La Montalbana (antes de llegar a Ares del Maestre) parten excursiones guiadas a la Cova Remigia, la más importante del barranco de Gasulla. Y este pasado verano se abrió al público el conjunto de Morella la Vella, a una legua escasa de la cercana Morella.

DATOS PRÁCTICOS

Información.- Museo de la Valltorta (964 76 10 25). Tírig (Castellón). Abre de miércoles a domingo, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00, de octubre a abril (de mayo a septiembre, tardes, de 17.00 a 20.00). Visitas guiadas a los abrigos (salida desde el museo): Mas d'en Josep (a las 10.00), Cova dels Cavalls (12.00), Coves dels Ribassals o del Civil (16.30). Entrada al museo y visitas gratuitas.- Cueva Remigia (salida desde el Mas de la Montalbana, Ares del Maestre). Mayo a septiembre: 10.00, 12.00 y 18.00; octubre a abril: 10.00, 12.00 y 16.00; cierra martes y jueves.- Cuevas La Saltadora y abrigo Centelles (964 76 10 25). Visitas concertadas.- Visitas guiadas a Morella la Vella (964 17 30 51).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 2005

Más información