El Congreso deberá autorizar todas las misiones del Ejército en el exterior

El PSOE pacta con sus socios la Ley de Defensa Nacional

El PSOE había preparado una Ley de Defensa Nacional, que se vota hoy en el Congreso, con la intención de pactarla con el PP. Pero una vez que este partido decidió no apoyar la ley, el PSOE abandonó sus cautelas. Por eso ayer acordaron, primero con Izquierda Verde y luego con otros socios una enmienda para obligar al Gobierno a someter a votación en el Congreso cualquier misión de las Fuerzas Armadas en el exterior.

Basta con cambiar una palabra del texto legal -donde decía "examinar con carácter previo" ahora se escribe "autorizar"- para aumentar las exigencias al Gobierno ante una misión en el exterior del Ejército español.

Más información

Gaspar Llamazares, coordinador general de IU, lleva casi un año exigiendo que el Congreso vote la autorización de todas las misiones de los militares españoles en el exterior. De hecho, este verano protestó al recordar que las dos últimas ampliaciones y modificaciones de la misión en Afganistán, donde murieron 17 militares en un accidente de helicóptero, no fueron votadas. Pero sólo ayer consiguió Llamazares convencer a los socialistas para que modificaran la fórmula del artículo 4.2 de la Ley de Defensa, que se vota esta mañana en el Congreso. Donde dice "al Congreso le corresponde examinar con carácter previo la participación de las Fuerzas Armadas en misiones en el exterior", hoy dirá "autorizar", siempre que se apruebe la ley con la enmienda transaccional promovida por IU que ayer se trataba de pactar con todos los demás.

El PP siempre se opuso a la capacidad real de veto que de hecho se otorga al Congreso sobre cualquier operación en el exterior, siempre que no sea para defender la soberanía nacional.

Oferta a la oposición

Por eso, entre otras cosas, y en el intento de buscar un pacto con el principal partido de la oposición, los socialistas hasta ahora no habían hecho caso a sus socios y prefirieron la fórmula de "examinar". También en aras del pacto con el PP, el PSOE cambió la formulación inicial de otro artículo, el 19.a, que exige que cualquier operación debe ser "autorizada por las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", lo que impediría, por ejemplo, el apoyo a la guerra de Irak ofrecido por el Gobierno de Aznar. El PSOE le añadió, como oferta a la oposición, el término "y conforme". Pero el PP sostuvo que su pacto con el ministro de Defensa, José Bono, marcaba que se pondría "o conforme". En realidad, la diferencia sutil reside en el problema de Irak. El PP no renuncia a reivindicar la decisión de Aznar en la conocida reunión de las Azores, y cree que aceptar la fórmula "y conforme" sería como echar piedras sobre su tejado.

Descartado el pacto con el PP, los socialistas han vuelto la cara hacia sus socios. El añadido "y conforme" desaparece, y por tanto será imprescindible la autorización del Consejo de Seguridad. Además, el artículo 19.c, por si había dudas, obliga a que cualquier decisión sea "conforme con la carta de Naciones Unidas". El PSOE negociaba anoche para lograr el apoyo de todos los grupos, especialmente CiU, PNV y CC. Aún así, el PSOE tiene prácticamente asegurado el paso tranquilo de la ley por el Congreso ya que cuenta con sus socios preferentes de ERC e Izquierda Verde, que le dan mayoría absoluta necesaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de septiembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50