BAZAR

Las grandes superficies entran con éxito en la venta de PC

Las tiendas de informática compiten con una amplia oferta, mientras que los hipermercados se concentran en pocos modelos

La compra del ordenador para el hogar se empieza a parecer a la de cualquier electrodoméstico. En muchos casos se realiza en el mismo sitio. Continúa siendo muy complicado decidir el ordenador más adecuado para el hogar, pero tampoco más que la de un televisor plano.

"La dinámica de las ventas está cambiando", reconoce Ignacio Machuca, responsable de ordenadores de Datalogic, la empresa que fabrica los equipos para la cadena de tiendas en franquicia Beep. "Se tiende hacia las configuraciones cerradas, listas para llevarse", confirma. La tienda de informática aventaja a la gran superficie en que puede tener una oferta más amplia, mientras que la gran superficie se centra en muy pocos modelos para vender en grandes cantidades gracias a su promoción exhaustiva.

Más información

En general, todos los ordenadores llevan grabadora de DVD y como mínimo 512 MB de memoria principal. Si es un portátil, el disco duro suele ser de 60 GB y con conexión inalámbrica. En los modelos de sobremesa, el disco duro empieza en los 80 GB y las conexiones en la parte frontal están a la orden al día. Los altavoces integrados y capaces de reproducir el sonido en condiciones también es habitual.

"La negociación entre las grandes superficies y las cadenas de tiendas de electrodomésticos con los fabricantes de ordenadores está a la orden del día", asegura Mario Fandiño, director de desarrollo de negocio de Supratech, un fabricante español de ordenadores.

Antes del verano, la cadena de informática Jump fue vendida a la compañía estadounidense EB Games, especializada en videojuegos. Estos últimos días, sus tiendas se han redecorado y la

mitad de su superficie se destina ahora a videojuegos.

Como grandes cadenas de tiendas de informática están Beep, UPI o PC City, propiedad del grupo británico Dixons, y con menos tiendas de gran superficie. A juicio de los expertos, la venta de Jump confirma el creciente peso de las grandes superficies en la venta informática.

El mercado español crece por encima del 25%

Las ventas de ordenadores personales en España siguen creciendo a un ritmo imparable. Este año se prevé que se venda una cuarta parte más de equipos que el año pasado, que también aumentó en una cifra similar, con un total de casi 3,7 millones de unidades, según las estimaciones de IDC y Gartner.

Los ordenadores portátiles son los que más crecen, pero los equipos de sobremesa tampoco se quedan muy atrás y siguen manteniendo una apreciable distancia en unidades, que no de facturación. Lo más destacable del segundo trimestre ha sido el aumento del 55% de las ventas de portátiles, a causa de las promociones de las tiendas. El precio medio de los portátiles se sitúa ahora en unos 1.000 euros, con IVA y sistema operativo incluido, muy similar ya al de los equipos de sobremesa. Para el conjunto del año, se estima que se venderán 1,6 millones de portátiles, el 35% más que el 2004. La facturación, sin embargo, aumentará el 19%, con un importe de 1.625 millones de euros; es decir, a un promedio de 1.000 euros por unidad. Los analistas consultados estiman que durante el próximo mes de diciembre se venderán más portátiles que equipos de sobremesa en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de septiembre de 2005.