Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Segunda jornada de Liga

El Espanyol espanta sus males en Málaga

El equipo de Lotina sufre un asedio continuo, pero acierta ante el gol

El Espanyol logró en La Rosaleda barrer de un plumazo todos los males que parecen acecharle en este inicio liguero a costa de un Málaga que no sabe aún lo que es puntuar en estas dos primeras jornadas de campeonato. En un choque con muy poco fútbol, pero con incontables ocasiones claras de gol, el equipo catalán sumó su primera victoria merced a dos ramalazos de calidad y al derroche de su incombustible capitán Raúl Tamudo. Dos goles que le permiten respirar y afrontar con cierta calma el compromiso europeo de esta semana, y que traspasa los agobios al conjunto malagueño, peleado con el gol.

Y es que el resultado pudo ser otro si el equipo local hubiera tenido la puntería afinada. Kameni y la madera, en dos ocasiones, privaron al Málaga de culminar una remontada que sólo pudo ser factible en los últimos minutos.

MÁLAGA 1 - ESPANYOL 2

Málaga: Arnau; Alexis (Edgar, m. 64), César Navas, Fernando Sanz, Valcarce (Couñago, m. 73); Juan Rodríguez, Gerardo, Nacho, Duda; Morales y Salva (Anderson, m. 64).

Espanyol: Kameni; Zabaleta, Jarque, Lopo, David García, Domí; Juanfran (Corominas, m. 68), Fredson, Costa (Moisés, m. 87), Luis García; Tamudo.

Goles: 0-1: Zabaleta, min. 43. 0-2: Luis García, min. 62. 1-2: Gerardo de penalti, min 87.

Árbitro: Lizondo Cortés: Amonestó a Gerardo y a Fernando Sanz) por el Málaga, aa David García por el Espanyol

Unos 20.000 espectadores en el campo de La Rosalñeda.

El gol de penalti de Gerardo no sirvió de mucho y permitió al equipo de Lotina ganar pese a que no desplegó mejor juego que los locales. De hecho, el cuadro catalán sufríó durante casi la totalidad del partido un continuo asedio. Pero el Espanyol, sin hilo conductor a su juego, no se fue de vacío merced a una genialidad del argentino Zabaleta que anotó uno de los goles y a otro de Luis García que no desaprovechó un gran contragolpe de Tamudo, el mejor del encuentro, aunque falló un penalti, que le paró Arnau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 2005