Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stoiber y Lafontaine se acusan de "frustrados"

El líder de la Unión Socialcristiana (CSU), el primer ministro de Baviera Edmund Stoiber, y el del nuevo Partido de la Izquierda Oskar Lafontaine se echaron en cara sus respectivas frustraciones en un debate que publica hoy el semanario Der Spiegel. En referencia al abandono de la política de Lafontaine en 1999, Stoiber afirmó: "El verdadero motivo de su actividad política hoy es otro muy diferente: usted está frustrado. Usted no pudo imponerse en el SPD

[Partido Socialdemócrata de Alemania] y de un día para otro se largó". Insistió Stoiber: "Su compromiso político se deriva de su frustración ante su antiguo amigo Gerhard Schröder. Eso se advierte en todas sus observaciones. La frustración es la peor motivación para hacer política".

Lafontaine respondió con una alusión a la derrota electoral de Stoiber en las elecciones del año 2002: "Yo comprendo que se esté frustrado cuando se perdió una elección en el Este. Yo también perdí unas elecciones, pero de eso hace ya tiempo. Ahora usted está frustrado de que la señora Merkel consiga lo que usted no pudo lograr". La réplica de Stoiber fue automática: "Una vez más. No me parece aceptable que alguien haga de su ego la medida de la política y prometa a la gente cosas que no se sostienen. En el fondo usted azuza a la gente contra la realidad. Yo quisiera que usted con sus eslóganes no tuviera ningún papel en la política alemana".

Stoiber y Lafontaine celebraron su debate en la redacción de Der Spiegel en Berlín después que el político bávaro diese marcha atrás en el plan de enfrentarse ante las cámaras de la televisión. Además de acusarse de frustraciones, los dos contendientes expusieron sus posiciones opuestas sobre los problemas de Alemania. Sostiene Lafontaine que los salarios son muy bajos y que es necesario que suban para fomentar la demanda. Stoiber replica que con esos planes no se destruirían cada día 1.000 puestos de trabajo, sino 5.000. En otro momento, Lafontaine se refiere a sus antiguos compañeros Schröder y el presidente del SPD Franz Mün-tefering como "los enterradores del SPD. Son los responsables de derrotas electorales catastróficas y bajo su dirección el SPD perdió 200.000 afiliados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de agosto de 2005