Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UCE proyecta atraer a más jóvenes en la próxima edición

La universidad de verano cierra el curso con 838 alumnos

Atraer a jóvenes de entre 18 y 29 años. Éste es el principal objetivo que se propone la Universitat Catalana d'Estiu (UCE) en los próximos años. Su rector, Joandomènec Ros, se mostró ayer "satisfecho" al hacer el balance de la actual edición, la número 37, que hoy concluye con la presencia del presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach. Un tercio del presupuesto es subvencionado por la Generalitat.

Ros dijo que la imagen tradicional de la UCE, donde "sólo había gente muy joven o demasiado mayor" se ha roto este año, ya que la cifra de veinteañeros se ha situado en torno al 28%. No obstante, aseguró que el futuro de esta universidad estival, que todos los años se celebra en la localidad de Prada de Conflent (sur de Francia), pasa por "ofrecer actividades que realmente interesen" a las personas que se sitúan en esta franja de edad.

El rector, que hace cuatro años sustituyó en el cargo al fallecido Miquel Porter, defendió el "interés académico y social" de los cursos y conferencias, impartidos por 353 personas, casi el doble que el año anterior. Ros destacó la "buena acogida" de las actividades de la universidad por parte de los alumnos.

En la presentación de las cifras del presente curso, Ros resaltó la "progresión notable" del número de alumnos matriculados, que ha aumentado en 70 personas (ha pasado de 768 a 838). Apuntó que esta cifra es el "techo" que puede acoger el Liceu Renouvier, el nombre de las instalaciones de Prada donde han convivido los alumnos durante 10 días.

Respecto a la procedencia de los participantes, el rector lamentó la escasa presencia de alumnos de la Comunidad Valenciana, ya que apenas han alcanzado el 2% del total. La mayoría de alumnos de la UCE (que se enmarca bajo la concepción de los Països Catalans) proceden de Cataluña (69%), seguidos de las Baleares (16%).

Críticas a la UPEC

Ros aprovechó la presentación del balance para arremeter contra la recientemente creada Universitat Progressista d'Estiu de Catalunya (UPEC). "Entiendo que es la escuela de verano del tripartito", aseguró Ros, quien rechazó que la UPEC pueda tener la denominación de universidad y criticó la "etiqueta" de "progresista".

El rector dijo que el nacimiento de la UPEC, que se celebró el pasado julio en Barcelona, ha servido para que la Administración catalana, gobernada ahora por el PSC, ERC e ICV, "recuerde qué es la UCE, porque la tenía un poco abandonada". "Los representantes del tripartito nos han asegurado que la UPEC no va en contra de la UCE, y que la UCE sigue siendo necesaria", matizó Ros, que adquirió el compromiso de "redefinir" la universidad de Prada con la programación de nuevas actividades.

Al ser preguntado sobre si teme que la UPEC se lleve parte de las subvenciones públicas, Ros subrayó las "diferencias" entre ambas propuestas y aseguró que la universidad progresista "no necesita tanta financiación" porque "la mayoría de ponentes son miembros de la Administración y los alumnos van a dormir a su casa".

Para la edición de este año, que hoy termina, el presupuesto de la UCE ha sido de 430.000 euros, 5.000 más que el año anterior. Una tercera parte de esta cifra procede de la Generalitat, otra de diversas administraciones y el último tercio, de las matrículas pagadas por los alumnos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 2005