Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición fuerza un pleno sobre el incivismo en Barcelona

CiU y el PP reclaman más policía y mejores servicios públicos

Los dos grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, CiU y el PP, forzaron ayer la celebración de un pleno extraordinario sobre el creciente incivismo en la ciudad al reunir las firmas necesarias que fija el Reglamento Orgánico Municipal para solicitar la convocatoria de estas sesiones. Los 16 concejales justifican el pleno porque, aseguran, el gobierno municipal "no es capaz de adoptar medidas preventivas" ante los nuevos "fenómenos de incivismo" que sufre la ciudad.

CiU y el PP someterán a votación en el pleno, que se celebrará durante la primera quincena de septiembre, un texto de nueve puntos. Entre ellos, exigen procurar la coordinación de las fuerzas de seguridad, incrementar la plantilla de la Guardia Urbana, mejorar los servicios públicos para hacer frente a "los nuevos usos urbanos" y agilizar los procesos de inspección y sanción.

El líder de CiU en el Ayuntamiento, Xavier Trias, aseguró que los actos de vandalismo de Gràcia se deben a la "permisividad" del gobierno municipal con "la transgresión constante" que, a su juicio, ha acabado por dañar la convivencia entre los ciudadanos. "El Ayuntamiento debe mantener el orden con los refuerzos policiales necesarios, y ello no debe entenderse como una forma de represión, sino de prevención y disuasión. Por ello insistimos en crear la Guardia Urbana de barrio", afirmó Trias.

Alberto Fernández-Díaz, líder del PP, pidió más Policía Municipal y que se cambien las ordenanzas para que el vandalismo no quede impune, informa Europa Press. También reclamó luchar "contra el botellón, la prostitución, la mendicidad, los limpiacristales y la falta de decoro en el vestir".

El portavoz del equipo de gobierno, Ferran Mascarell, tachó el pleno de "innecesario" y acusó a la oposición de "haber encontrado en este asunto el hilo para criticar al gobierno". "Para el PP, parece que deba haber un policía detrás de cada ciudadano", remachó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 2005