El Parlamento navarro analizará las irregularidades de una fundación vinculada al PP

La Comisión Permanente del Parlamento de Navarra analizará el próximo jueves las irregularidades cometidas por la fundación Humanismo y Democracia, vinculada al Partido Popular, en la gestión indebida de una subvención del Gobierno navarro de 116.807 euros cuya devolución exige el Ejecutivo foral.

El presidente de la cámara, el regionalista Rafael Gurrea, decidió ayer la convocatoria urgente del órgano parlamentario tras haberlo solicitado todos los grupos de la oposición (PSN, IU, Aralar, EA y PNV). La Comisión Permanente analizará los escritos presentados por los partidos sobre el desvío de fondos recibidos para financiar proyectos de cooperación en países en vías de desarrollo y la petición de explicaciones a tres consejeros de UPN y los implicados.

Un expediente del Gobierno navarro considera que la fundación cometió infracciones muy graves en el uso de las ayudas para un proyecto de mejora de gestión hospitalaria en la República Dominicana. La investigación del ejecutivo navarro, socio del PP, ha constatado pagos no justificados a ex altos cargos de la Administración navarra, todos los cuales han presentado su dimisión en sus responsabilidades administrativas en los últimos cinco meses, además de otras irregularidades en ese y otros proyectos de Humanismo y Democracia en países como Bolivia.

Firma de cheques

Las irregularidades se conocieron el pasado 4 de julio, el mismo día en que fue destituido el hasta entonces Delegado de Navarra en Madrid, Ricardo de León, que fue consejero de Bienestar Social de UPN entre 1991 y 1995. De León fue director de la fundación Humanismo y Democracia entre 1994 y 1999 y coordinador general de la misma hasta diciembre de 2004. Según la investigación, firmó cheques para pagar servicios a entidades y colaboradores suyos sin comprobar las actividades.

La última de las dimisiones relacionadas con las irregularidades en Humanismo y Democracia se produjo el pasado 28 de julio. Luis Ciriza dimitió como director del Servicio de Promoción de Empleo del Gobierno navarro tras conocerse la existencia de varias facturas a su nombre por más de 10.000 euros en concepto de viajes al país caribeño, dietas y asesorías pese a cobrar un complemento de exclusividad en la Administración navarra.

Anteriormente habían dimitido de sus cargos José Luis Alli, ex director general de Bienestar Social, y Joaquín García, otro alto cargo de UPN, que realizaron viajes a la República Dominicana y cobraron cheques de Humanismo y Democracia que no han sido debidamente justificados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de agosto de 2005.