Análisis:BOLSASAnálisis
i

Petróleo en máximos

La subida del precio del petróleo hasta nuevos máximos históricos, como consecuencia de la muerte del rey Fahd de Arabia Saudí, ha desestabilizado a los mercados de valores tan sólo en parte, pues los descensos de los índices han sido relativamente pequeños e incluso se han producido algunos avances.

En el mercado estadounidense, el precio del barril de crudo llegó a alcanzar los 61,90 dólares, mientras que en Europa superaba los 61, lo que tuvo una repercusión inmediata en las bolsas, justo en un momento en el que muchos valores tienen problemas con sus resistencias relativas.

El Ibex 35 terminaba esta sesión con un recorte del 0,46%, el peor resultado entre los grandes mercados europeos, que le sitúa por debajo de los 10.100 puntos y abre algunas incógnitas sobre la solidez de los últimos máximos. El Ibex de valores medios subió el 0,12% y el de las pequeñas empresas el 0,09%.

Más información

En el mercado español los problemas internos se limitan a la propia capacidad de algunos valores para romper sus resistencias relativas, algo que ahora, con el petróleo en máximos históricos parece una empresa más complicada. La contratación en esta jornada descendió hasta los 2.115,71 millones de euros, de los que 1.607,17 millones, 603 menos que el pasado viernes, se generaron a través de operaciones "abiertas", lo que indica que los inversores se mostraron sumamente reacios a intervenir en el mercado, dadas las circunstancias.

Entre los mercados europeos volvía a destacar el de Londres que, con una subida del 0,16%, consigue un nuevo máximo anual. París ganó el 0,12% y Francfort el 0,09%.

El mercado estadounidense permanecía pendiente de los indicadores económicos para tratar de recuperar lo perdido en el ejercicio, pero la subida del petróleo echó por tierra la capacidad de influencia de los datos económicos. El índice de actividad del sector manufacturero creció en julio por encima de las perspectivas de los analistas, pero pasó completamente inadvertido para un mercado que todavía no se había recuperado de la reciente subida del precio del petróleo como consecuencia del accidente en una refinería la pasada semana. El descenso del gasto en construcción en el pasado mes de junio también pasó inadvertido para los inversores, pero por considerarse demasiado atrasado como para tenerle en cuenta a estas alturas. El Dow Jones de valores industriales ofrecía un descenso del 0,17% a media sesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de agosto de 2005.