Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pla promete agua en el Vinalopó y vida en el Júcar con el nuevo trasvase

Camps convoca una protesta contra los cambios y AVA se desmarca

El curso político en la Comunidad Valenciana termina como empezó: marcado por la polémica del agua. El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, defendió ayer en Alicante el nuevo trazado que tiene previsto aprobar el Gobierno para el trasvase Júcar-Vinalopó porque garantiza el agua para el Vinalopó y la vida en el Júcar. Pla aseguró que la propuesta del PP es inviable porque no hay excedentes. Mientras, el presidente del Consell, Francisco Camps, se reunió con los regantes en Monòver y anunció una manifestación en septiembre en Alicante contra la política de los socialistas.

El líder de los socialistas valencianos aprovechó una reunión del Comité Territorial del PSPV de Alicante para expresar de forma nítida la postura de la formación respecto al nuevo trazado que se está estudiando para el trasvase del Júcar al Vinalopó, derivado del cambio de la toma de agua para la futura transferencia: "Con el nuevo trazado, los de la Ribera van a tener un Xúquer Viu y los del Vinalopó, el agua que necesitan", afirmó con rotundidad Joan Ignasi Pla.

Con su presencia en Alicante, Pla disipó dos dudas: de un lado zanjó cualquier discrepancia interna del PSPV respecto a la estrategia del partido sobre el agua, y por otra parte, hizo valer su papel de líder de la oposición al elegir precisamente Alicante para defender el nuevo trazado, a pesar de la advertencia que el pasado jueves lanzó el presidente de los regantes del Vinalapó, Andrés Martínez: "Que no se atreva [Pla] a pisar a Alicante, si cambia el trazado". Pla obvió la amenaza y le reiteró ayer su oferta de diálogo a Martínez.

Para Pla, el nuevo trazado que el Ministerio de Medio Ambiente propone para el trasvase Júcar-Vinalopó viene impuesto por los incumplimientos del Consell a la hora de garantizar los suficientes excedentes para un hipotético trasvase: "Para el trasvase del PP es necesario acometer las obras de mejora y ahorro en el Júcar, en especial las que afectan a la Acequia Real", dijo. "Pero el Consell no ha hecho los deberes, ya que en cuatro año sólo se han ejecutado tres de los 45 proyectos. Por tanto, su propuesta para el trasvase es inviable, simplemente porque no hay excedentes". Sin embargo, el dirigente del PSPV resaltó que la propuesta del Gobierno sí prevé ese extremo. "La toma del Azud de la Marquesa, en Cullera, para el trasvase garantiza al menos un excedente de 39 hectómetros. Así, no sólo tendremos la tubería, sino el imprescindible líquido elemento", argumentó.

El secretario general del PSPV-PSOE destacó otro aspecto, en su opinión, relevante del nuevo trazado que se plantea. "Los regantes no van a tener que pagar nada por adelantado. Con el proyecto del PP tenían que aportar unos 36 millones de euros. Ahora pagarán sólo el agua que reciban", explicó el socialista Pla, que también rechazó el argumento esgrimido por los regantes del Vinalopó de que el agua que vendrá del Azud de la Marquesa será de menor calidad. "El agua es para regar y los agricultores de La Ribera llevan 700 años utilizándola", comentó.

"Por tanto, nuestra propuesta es coherente, frente a la postura demagógica del PP, fruto de su división interna", concluyó, al tiempo que insistió en que el nuevo trazado se licitará y adjudicará por "la vía de urgencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de julio de 2005