Turquía 'reconoce' a Chipre al firmar un acuerdo de la UE

Ankara asegura que el Tratado de Unión Aduanera no implica el reconocimiento

Turquía ha dado el primer paso para reconocer a la República de Chipre al pactar con la presidencia de la Unión Europea la firma del acuerdo aduanero con los 25 países de la UE, que ambos materializaron anoche. Ankara cumple así la última condición para que el 3 de octubre arranquen las negociaciones de adhesión de Turquía en la Unión. La firma supone el reconocimiento encubierto de Chipre por Turquía.

La firma del acuerdo aduanero, denominado Protocolo de Ankara, es interpretada por Bruselas como el reconocimiento turco de hecho de la República de Chipre. El Protocolo fue suscrito en 1963, pero ahora debía ser ampliado a Los 25. El paso era imprescindible para que Turquía negocie la entrada en un club en el que ya está, como socio de pleno derecho desde hace 17 meses, Chipre, al que no reconoce oficialmente.

El Ministerio de Exteriores turco difundió anoche un comunicado para precisar que la firma del acuerdo no supone el reconocimiento de la República de Chipre. Los servicios jurídicos del Consejo de la Unión Europea deberán estudiar en los próximos días el alcance y consecuencias de esa declaración unilateral. Si la consideran inapropiada, los ministros de Exteriores de la UE podrían dejar sin efecto la firma del acuerdo aduanero, lo que supondría un enorme inconveniente para iniciar las negociaciones de adhesión. Tanto el inicio de las mismas como las decisiones en su desarrollo deben ser asumidas por unanimidad.

Las autoridades chipriotas y griegas ya han mostrado su intención de vetar el arranque de las conversaciones si la declaración turca les parece muy contundente, pero ese hecho también podría ser tomado como excusa por otros países que, como Austria, Holanda o Francia, ven con reticencias la hipotética entrada de Turquía en la UE.

La firma del Protocolo ha sido posible gracias a los oficios del primer ministro británico, Tony Blair, el principal valedor europeo de las aspiraciones de Ankara a entrar en la UE. El Gobierno británico se ha marcado el inicio de negociaciones con Turquía como su principal prioridad política para este semestre en el que preside la Unión.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en 2003.
El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en 2003.AP
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS