_
_
_
_
EL SUMARIO DEL 11-M

El juez rechaza que la asociación de Manjón ejerza la acusación popular en solitario

Los afectados del 11-M renuncian a que su acción la dirija el representante legal de la AVT

El juez Juan del Olmo, que instruye la investigación por los atentados del 11-M, notificó ayer a la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, que preside Pilar Manjón, que si se quieren personar en la causa como acusación popular lo pueden hacer siempre que acepten que la dirección jurídica y la representación legal sea la que ahora ostenta la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que preside Francisco José Alcaraz. El enfrentamiento entre ambas asociaciones impide cualquier tipo de acuerdo en este sentido, por lo que la respuesta de Del Olmo hace inviable la personación de la asociación 11-M Afectados.

Más información
Del Olmo rastrea la posible vinculación de ETA con el 11-M sin hallar ningún indicio

La decisión del juez Del Olmo también afecta al denominado colectivo Manos Limpias, que ha intentado personarse en la causa como acusación popular, al igual que la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo. Del Olmo le pone las mismas condiciones y, además, le exige una fianza de 5.000 euros si quiere tener derecho a estar presente en la causa.

La decisión de Del Olmo, según fuentes próximas a ese juzgado, se basa en la pura aplicación del artículo 113 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: "Podrán ejercitarse expresamente las dos acciones por una misma persona o por varias; pero siempre que sean dos o más las personas por quienes se utilicen las acciones derivadas de un delito o falta lo verificarán en un solo proceso y, si fuere posible, bajo una misma dirección y representación, a juicio del tribunal".

La representación de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo recurrirá esta decisión del juez por entender que les obliga a aceptar una representación legal cuyos planteamientos son muy diferentes de los que estas víctimas de la matanza de los trenes quieren defender en la causa.

El enfrentamiento y la división entre ambas asociaciones de víctimas se inició a raíz de la comparecencia de Manjón y Alcaraz ante la comisión de investigación del 11-M en el Congreso. El protagonismo que adquirió Manjón como consecuencia de su emocionado discurso ante los diputados, molestó a Alcaraz, que se sintió marginado en la atención que los partidos políticos prestaron a sus reclamaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las decisiones de los últimos días del juez Del Olmo han causado malestar entre algunas de las víctimas del 11-M.

Algunas, que se han personado a título particular, se han sorprendido al comprobar cómo no podrán conseguir hasta septiembre las decenas de tomos del sumario sobre cuyo contenido se ha levantado el secreto y que aparece estos días en los medios de comunicación.

Esas personas lamentan que el juez Del Olmo haya decidido facilitar antes la documentación sobre su investigación a los abogados que defienden a los terroristas acusados del peor atentado en la historia de España que a las familias de las víctimas de la matanza o a las propias víctimas, personadas como acusación particular.

El juez Juan del Olmo, a su llegada a la Audiencia Nacional.
El juez Juan del Olmo, a su llegada a la Audiencia Nacional.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_