LA LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS

Barreda sostiene que ningún medio habría evitado la tragedia porque "el monte explotó"

Las Cortes de Castilla-La Mancha crean una comisión de investigación sobre el incendio

"El monte literalmente explotó; nada hubiera impedido la muerte de estos 11 trabajadores ante el fenómeno conocido como fuego de explosión". Con la invocación de este fenómeno, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, reafirmó la tesis de que el desastre humano fue inevitable y en buena medida el ecológico y económico. Pero la prevención sí hubiera podido, quizá, aminorar el efecto. De las carencias y fallos tratará la comisión de investigación que ayer creó el Parlamento regional aunque, de antemano, el PP exige la dimisión de Barreda.

Más información

La sesión de las Cortes de Castilla-La Mancha comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del incendio del Alto Tajo que segó la vida de 11 personas que trabajaban en su extinción y arrasó más de 13.000 hectáreas. "Con el corazón dolorido, afectado pero no abatido", el presidente José María Barreda desgranó durante casi dos horas toda suerte de datos y argumentos para tratar de convencer de que nada ni nadie hubiera impedido el desastre. "Nadie debe atormentarse con sentimientos de culpa; el retén no fue imprudente, nada hubiera impedido su muerte", dijo Barreda.

Otras dos afirmaciones, posteriormente desarrolladas, completaron el esqueleto de su intervención. "Los medios no llegaron tarde", sino que los hubo desde el primer momento y, "con mala fe" se ha equiparado el momento de declarar el nivel 2 de alerta con la petición de ayuda a la Administración central. Según Barreda al margen de esa declaración, que implica la intervención de la Administración central, la ayuda al Ministerio de Medio Ambiente se pidió desde el primer momento.

Pero quizá la información más precisa y nueva, en relación con la aportada el pasado lunes por la consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo, antes de hacer firme su dimisión irrevocable, fue la referida al fenómeno en el que se vio envuelto el retén. Barreda se apoyó en informes de varios catedráticos para explicar uno de los efectos devastadores del fuego. Su nombre es "fuego de explosión", que produjo "literalmente que el monte explotara".

La tesis de que las muertes se hubieran producido en todos los casos aunque hubiera más medios fue recurrente en Barreda, que invocó el testimonio de miembros del retén que actuaron en el mismo incendio, aunque en otra zona, para asegurar que también se hubieran introducido en el mismo lugar donde fallecieron sus compañeros.

Pero, además de las muertes, también se refirió al sentimiento de enojo e irritación de alcaldes y vecinos de la zona. Y dijo que lo comprendía.

Demanda de dimisión

El representante del PSOE, José Molina, insinuó, no obstante, que quizá las actitudes más agresivas fueron "dirigidas" y achacó al PP "ánimo de venganza" contra los socialistas. Pero Barreda trató de hablar del futuro y estimó que esta desgracia tiene que servir para revisar las condiciones de trabajo de todos los que intervienen en estas catástrofes. Tanto el representante regional de CC OO como el de UGT instaron precisamente a abordar las condiciones de trabajo. También los alcaldes de la zona pidieron que las Administraciones no olviden las promesas dadas.

Pero nada de lo que dijo el presidente regional convenció al PP y a su representante en este debate, Ana Guarinos: "Usted en ningún momento ha asumido su responsabilidad, eso es prepotencia y soberbia; usted miente al decir que había medios suficientes". Esta diputada presentó fotografías de maquinaria pesada de la BRIPAC, Brigada Paracaidista, para reprochar a Barreda que no las hubiera pedido al Ministerio de Defensa. "¿No se las ofreció su amigo?", le preguntó en referencia al ministro de Defensa y ex presidente de la región, José Bono.

Tanto el presidente como Guarinos citaron testimonios de vecinos, alcaldes y miembros de los retenes. Las fuentes esgrimidas por Barreda eran más comprensivas con la situación en tanto que las de Guarinos, absolutamente enojadas por la precariedad de medios y, en general, por cómo se hicieron las cosas.

Fuera de la sesión parlamentaria, en conferencia de prensa, la popular Guarinos pidió la dimisión de Barreda. No lo hará porque está más "motivado que nunca" en la defensa de la región. El PP volverá a pedir su dimisión al final de los trabajos de la comisión de investigación cuyo nacimiento aprobaron las cortes regionales. El trabajo empezará la próxima semana y la representante del PP da por seguro que el PSOE impedirá testimonios importantes. Barreda le reprochó que no le importe "la verdad", sino incitar "al cainismo". "Yo no lo voy a fomentar", aseguró.

El presidente Barreda conversa con varios agentes medioambientales tras el pleno de las Cortes regionales.
El presidente Barreda conversa con varios agentes medioambientales tras el pleno de las Cortes regionales.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50