Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrero de Miñón aconseja a los nacionalistas usar la vía de la "soberanía pactada" antes que la autodeterminación

El ponente de la Constitución Miguel Herrero de Miñón aconsejó ayer a los partidos nacionalistas utilizar la vía de la "soberanía pactada" con el Estado antes que la autodeterminación, que es una palabra que "hiere". "Si se quiere llegar a opciones prácticas hay que renunciar a lo que hiere al otro", explicó.

Herrero de Miñón inauguró ayer unas jornadas en Bilbao sobre partidos y marketing político con una conferencia sobre los horizontes del nacionalismo. Durante su discurso, citó como "horizonte real" del nacionalismo el pacto, la co-soberanía, en el sentido de que las propias instituciones "no pueden ser alteradas por terceros sin el consentimiento propio". La autodeterminación del pueblo vasco, según su opinión, no está limitada por la Constitución, sino por la "propia realidad plural del pueblo vasco". "La idea de pacto", añadió, "va ganando adeptos y en el nacionalismo y en el resto de España hay cada vez más gente que la comprende. Lo que pasa es que hay que saberla instrumentar con fórmulas que no irriten".

En cuanto a los otros dos horizontes realistas del nacionalismo, señaló, por una parte, el desarrollo de profundas relaciones transfronterizas y de proyección en las instituciones comunitarias, y, por otro lado, la construcción de una identidad nacional transversal y plural. Sobre esta última cuestión, recalcó que en Euskal Herria hay una pluralidad territorial, lingüística, cultural, así como una creciente pluralidad política y nacional. De esta forma, un horizonte del nacionalismo es la creación de "una conciencia nacional transversal que no sea excluyente, sino incluyente de otras identidades". Esa tarea es preciso hacerla cada día, desarmando desconfianzas, estableciendo pactos e incrementando el diálogo.

En declaraciones previas a los periodistas, Herrero de Miñón habló de la reforma constitucional y destacó que no se está rompiendo la Constitución y que su contenido se "está cumpliendo". El proyecto que está desarrollando el Gobierno central presidido por José Luis Rodríguez Zapatero es "legítimo y políticamente moderado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de julio de 2005