Dos fabricantes chinos de coches se enfrentan por la británica Rover

El fabricante chino de automóviles Shanghai Automotive Industry Corporation (SAIC) estudia la posibilidad de recurrir ante los tribunales la venta a su competidor Nanjing Automotive del británico MG Rover, en suspensión de pagos desde el pasado mes de abril.

Fuentes de SAIC aseguraron que la empresa no da por cerrada la operación, y anunciaron que la compañía recurrirá a todas las opciones posibles para hacerse con MG Rover, pues su oferta era superior en 10 millones de libras (14,38 millones de euros). SAIC recuerda además que invirtió 67 millones de libras (96,4 millones de euros) en hacerse con los derechos de propiedad intelectual de MG Rover.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50