Bienestar Social lanza un nuevo bono para discapacitados

La Generalitat pondrá en marcha en 2006 un programa de atención a personas discapacitadas de alta dependencia que incluye la creación de un nuevo bono para financiar estos servicios, según anunciaron ayer el presidente del Gobierno valenciano, Francisco Camps, y la consejera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, durante la presentación del Modelo de Atención Social de la Comunidad Valenciana.

La responsable de Bienestar Social realizó un repaso de los dos años de legislatura y de las previsiones de plazas, incluyendo tanto públicas como concertadas y privadas. Desde junio de 2003, señaló, se han construido 56 residencias de mayores con 4.868 plazas y 39 centros de día para mayores con 1.200 plazas -en total hay 21.752, el 70% de las cuales son públicas o concertadas-. Además, apuntó que hasta finales de 2005 aumentarán las plazas para discapacitados en 1.258 repartidas en 34 centros, además de 493 para enfermos mentales crónicos y 827 para la atención discapacitados y enfermos mentales.

De Miguel aludió a la batería legislativa que tiene preparada para dar cobertura legal a las medidas en desarrollo. Entre ellas se encuenta la ley del Consejo de Mayores de la Comunidad Valenciana, la de Valores de Integración Social de la Comunidad Valenciana y la de Protección Integral de la Familia. Este marco legislativo también contempla la ley de Juventud, la de Atención Social de las Personas Mayores, la de Infraestructuras y Modernización de los Servicios Sociales, la de Protección Institucional de las Personas con Discapacidad, la de Uniones Civiles Estables, la de Renta Garantizada de la Ciudadanía y de Accesibilidad de Discapacitados al Sistema de Transporte.

Puestos de trabajo

La consejera destacó que más de tres millones de personas se benefician directa o indirectamente de los servicios sociales puestos en marcha desde el Consell, y que, indicó, generaron a lo largo del año pasado, 12.000 puestos de trabajo, y han supuesto este año una inversión de 8.000 millones de euros.

De Miguel subrayó que tanto ella como los representantes de Bienestar Social de los ayuntamientos gobernados por el PP pueden ir "con la cabeza bien alta" a solicitar a los responsables de Economía del Gobierno valenciano y de las corporaciones locales recursos para sus respectivos departamentos, ya que su papel "no es únicamente de caridad o subsidiario", sino que incide directamente en la creación de empleo. "Tenemos la obligación de destinar más recursos hacia políticas que generan riqueza y bienestar social", señaló De Miguel, tras precisar que el año pasado estas parcelas generaron 12.000 empleos directos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS