Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNA IMPRUDENCIA DESATA LA TRAGEDIA

El siniestro más trágico de los últimos 13 años

Un centenar de personas han muerto en España durante los últimos 15 años mientras participaban en las tareas de extinción de incendios forestales, tanto en trabajos con medios terrestres como aéreos. El incendio forestal más trágico ha sido el ocurrido ayer en la provincia de Guadalajara, que ha costado la vida al menos a 11 personas.

Entre los casos con mayor número de víctimas registrados figuran los siguientes:

7 de septiembre de 1992. Mueren cinco miembros de un retén del plan de lucha contra incendios de Andalucía (Infoca) mientras trataban de extinguir un fuego declarado en el Parque Natural de Grazalema (Cádiz).

19 de septiembre de 1992. Fallecen un agente forestal y cinco miembros de un retén de la Agencia Medio Ambiente de Madrid, durante la extinción de un incendio declarado en la sierra del Rincón, en el límite entre la Comunidad de Madrid y Guadalajara.

4 de julio de 1994. Mueren cinco miembros de una brigada forestal y dos voluntarios cuando trabajaban en la extinción del incendio declarado en el municipio valenciano de Millares.

6 de julio de 1994. Perecen cinco de los seis ocupantes de un avión luso Antonov que colaboraba en las tareas de extinción de un incendio forestal declarado en las proximidades de la Sierra de Mariola (Alicante). El aparato se estrelló contra la ladera de una montaña al no poder coger altura suficiente tras la descarga de agua sobre la zona.

14 de septiembre de 1994. Fallecen cuatro bomberos de la Generalitat y otros tres resultan heridos al ser atrapado su vehículo por las llamas de un incendio forestal declarado en el vertedero de Nonaspe (Zaragoza) y que se propagó hasta la Pobla de Massaluca (Tarragona).

30 de junio de 1999. Fallecen cuatro miembros de un retén del dispositivo contra incendios de la Junta de Andalucía (INFOCA) cuando participaban en la extinción de un incendio registrado en Alájar de la Sierra (Huelva). Las víctimas se vieron sorprendidas por una repentina ola de fuego y buscaron refugio en el interior de una caseta forestal abandonada, donde fallecieron.

29 de junio de 2000. Tres trabajadores del Servicio Forestal y de Calidad Ambiental (Sefoca) de la Junta de Extremadura fallecen en accidente de tráfico cuando se dirigían a extinguir un incendio en las cercanías de Llerena (Badajoz).

17 de julio de 2005. Al menos 11 personas mueren durante la extinción de un incendio en Riba de Saelices (Guadalajara).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de julio de 2005