Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Valencia baila al ritmo de Carlinhos Brown

Miles de ciudadanos cantan y danzan la música del brasileño a pesar del calor y convierten la Alameda en una fiesta

El carnaval de Carlinhos Brown convirtió ayer el paseo de la Alameda en una sala de fiesta. Cerca de 500.000 valencianos, según la organización, bailaron al ritmo de samba y bossa nova durante más de tres horas. La Policía Local calificó de "masiva" la asistencia, aunque no quiso adelantar ninguna cifra. A las ocho de la tarde y acompañado por Ivete Sangalo, artista brasileña de gran éxito en su país, Carlinhos Brown se subió a su camión-escenario y dio comienzo a la fiesta.

El carnaval brasileño se convirtió en una verdadera fiesta multicultural. Gente de todas las edades, familias con hijos, jóvenes valencianos y personas de todas nacionalidades, en especial brasileños, llenaron todo el paseo. "Somos brasileñas, llevamos en Valencia tres años, y para nosotros esto es como volver a estar en casa", comentaba Milene sin dejar de bailar. El momento más especial se produjo cuando a través de los más de 50.000 vatios de sonido se escuchó la canción Maria Caipirinha, canción que ha hecho famoso al músico brasileño en España. Miles de personas enfervorizadas cantaron y bailaron al ritmo de la música y los timbales de los 18 músicos que acompañan al brasileño. El calor sofocante no frenó el ímpetu del músico brasileño ni las ganas de fiesta de los valencianos, que no de dejaron bailar y cantar durante todo el trayecto de la caravana. Con esta actuación Carlinhos Brown pone fin a la caravana carnavalesca que ha recorrido las calles de Bilbao, Barcelona, Madrid y Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de julio de 2005