Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:OPINIÓN DEL LECTOR

Cinismo urbano

Cada día me sorprende más el mundo en que vivo. En el distrito de Ciutat Vella, aplicando la normativa vigente, se ha cerrado un local por exceso de ruido (tras diversas y perceptivas denuncias de los vecinos, informes e inspecciones). Pues ahora resulta que otro grupo de vecinos pide que se vuelva a abrir el mismo local afirmando que no es ruidoso y que "da vida" a la plaza donde está. ¿En qué quedamos?, ¿algún día sabremos lo que es convivir?, ¿dejaremos de acusar a la Administración de todos nuestros males.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005