Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Derrotas y culpas

Según el señor Rajoy y el señor Acebes, la derrota de Madrid 2012 es responsabilidad del Gobierno de Zapatero por haberse apartado de la doctrina aznarista en política exterior. La capital de España no podrá organizar los Juegos Olímpicos gracias a las continuas ofensas del señor Zapatero a los EE UU, a su bandera y a sus valores. Igualito que Corea del Norte, por ejemplo. De esta forma, la ciudad de Nueva York (candidatura derrotada en las rondas preliminares) habría repartido sus votos entre Londres y París en una oportuna venganza ante nuestra cobarde retirada de Irak y la ilegal derrota del PP en las elecciones. Sin olvidar la bajada de pantalones ante el terror islamista y el sumiso acercamiento del nuevo Gobierno al eje París-Berlín.

¿París? ¡Es verdad! ¡Casi la mitad de los votos americanos fueron a parar, de forma sorprendente, a París! Esa capital tan bonita, de aquel país tan fiel a las doctrinas de la Casa Blanca. En fin, la demagogia populista de corte ultra con pretensiones intoxicadoras, tan apreciada por la actual dirección del PP, cabalga de nuevo y aleja a suspromotores de la sensatez, propia de un partido mayoritario con aspiraciones a gobernar este país. Sorprende el infantilismo de semejante razonamiento y connota una evidente incapacidad para encajar derrotas, sean olímpicas o electorales. Menos mal que nos queda Ruiz-Gallardón. El alcalde ha asumido, con la cordura que debe caracterizar a cualquier político en semejantes circunstancias, la responsabilidad de la derrota al tiempo que ha apostado por el futuro. Madrid tendrá sus Juegos, estoy convencido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 2005