Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo marroquí de danza contemporánea trata la emigración en Itálica

La compañía marroquí Anania sale por primera vez de su país para participar en el Festival Internacional de Danza de Itálica. Anania, el único grupo de danza contemporánea que existe en Marruecos, presentará esta noche en la Hacienda Santa Ana de Tomares (Sevilla) Coeur sans corps, de Taoufik Izeddiou, dentro del programa El Mediterráneo en danza.

El grupo creado por el coreógrafo Taoufik Izeddiou en cuenta con ocho bailarines y la música de Saïd Ait El Moumen. "La obra habla de la clandestinidad y de la indignación, de la relación Norte-Sur", apuntó ayer en Sevilla Izeddiou. El Mediterráneo en danza, organizado en colaboración con la Fundación Tres Culturas, contará también esta noche con Solosoliloque, un solo coreográfico de Alexandre Fernández, director y dramaturgo que utiliza el cuerpo como lenguaje. "Yo soy hijo de padres españoles, nacido en Marruecos y criado en Francia; así que he partido de mis propios recuerdos para hablar de la integración. Para mi toda integración comienza con la desintegración de tu propia cultura", apunta Fernández.

El festival ofrecerá también hoy, en Alcalá de Guadaíra, el espectáculo Tres solos, tres cuerpos que interpretarán la alemana Juschka Weigel y los brasileños Flávia Tápias y Fernando Lima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005