Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Sevilla y COS, condenados a pagar a tres albañiles

El Juzgado de lo Social número 10 de Sevilla ha condenado al Ayuntamiento de Sevilla y a la empresa Contratas y Obras de Sevilla, SL, (COS) a pagar la parte del sueldo que se le adeuda a tres albañiles por obras de solación efectuadas en el distrito Macarena, absolviendo a las otras dos partes implicadas, los empresarios José Pardo García y Jesús Barrera Cienfuegos, también directamente implicados en el escándalo de las facturas falsas.

El abogado de los tres obreros, Alberto Lag, informó de que la sentencia cita la "condena a COS y, en una parte, al Ayuntamiento" a pagar la cantidad debida de 4.100 euros a Rogelio V.M., Antonio G.B. y Tomás V.D. por trabajos de solación efectuadas entre mayo y agosto del 2003 en la zona de Pino Montano. Por su parte, José Pardo y su ex socio Jesús Barrera quedan exentos del pago.

La sentencia significaría la resolución definitiva del juicio celebrado en junio y en el que se dilucidaba si los tres trabajadores deben o no recibir la cantidad económica que se les adeuda -no cobraron por todo el trabajo realizado, sólo por una parte de él, quedando pendientes cuatro mensualidades- y de manos de quién: si del Consistorio, de COS o de Pardo y Barrera, cabezas visibles de la empresa hispalense.

Tanto las instituciones implicadas como los dos empresarios pidieron en su momento la absolución en la demanda interpuesta por los trabajadores. A la vista, prevista para el pasado 5 de abril (posteriormente suspendida hasta el 7 de junio) no acudió José Pardo, que supuestamente cobró dos facturas falsas por obras no realizadas en el citado Distrito, pero sí su representante legal, quien rehusó atender a la prensa.

Los trabajadores relataron ya entonces ante los medios que la empresa no les había pagado y que durante cuatro meses no estuvieron dados de alta en la Seguridad Social, con el consiguiente riesgo para su integridad. La cuestión principal de la vista giró en torno a quién contrató a los albañiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005