Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Juan Antonio Samaranch Salichachs | Uno de los dos españoles con voto en Singapur | 2M12 | La carrera olímpica

"El proyecto de Madrid es el mejor para los deportistas"

Juan Antonio Samaranch Salichachs (Barcelona, 1959) es uno de los dos miembros españoles del Comité Olímpico Internacional (COI) y puede ser el único pronto, en cuanto la infanta Pilar de Borbón deje la presidencia de la Federación Ecuestre Internacional, cargo que está ligado a su permanencia en el COI. Vicepresidente de la Federación Internacional de Pentatlón Moderno, Samaranch Salichachs entró en el COI en 2001, justo cuando dejaba la presidencia su padre. Se criticó la sucesión, pero fue un servicio más al escuálido deporte español en la escala directiva internacional. Y Samaranch júnior, como también se le conoce, ha demostrado en sus primeros cuatro años unas capacidades que no eran conocidas. Ha sido uno de los mejores embajadores de la candidatura de Madrid 2012.

"Es muy difícil decir qué puede influir más, porque no votan países ni Gobiernos, sino individuos con un grado de sensibilidad distinto a factores externos"

"Ahora mismo, siendo el sistema de votación como es, me costaría descartar a una ciudad. La historia de las elecciones está plagada de enormes sorpresas"

Pregunta. ¿Cómo ve la carrera por la sede uno de los dos únicos miembros españoles del COI?

Respuesta. No tengo ningún motivo para pensar que Madrid tenga más posibilidades pero tampoco menos que el resto de las candidatas. El sistema de votaciones es tan diabólicamente perfecto y estudiado que saber lo que piensan los miembros del COI en este momento es pura conjetura. Todo eso que ha salido de cuál va a ganar y de listas de quién va a votar en la primera, en la segunda o en la tercera ronda es un cuento chino. No vale para nada. Ni los mismos votantes saben lo que harán en la segunda o en la tercera ronda. Yo creo que Madrid ha presentado el mejor informe posible. Para mí, es el mejor de la historia, no sólo de los cinco que hay ahora, y ése es un punto muy importante. A partir de ahí, estamos haciendo nuestro trabajo. La parte que ha quedado ha sido continuar explicando nuestro proyecto a los miembros del COI y lo hemos hecho con tesón.

P. ¿Cree que tienen decidido en su mayoría el primer voto?

R. No pienso en ello porque es irrelevante para mis responsabilidades y mi trabajo. Esté decidido o no, yo he buscado cada ocasión que he tenido para explicar al mayor número posible de miembros las bondades de nuestro proyecto aunque las hayan oído ya diez veces.

P. ¿Ha tenido muchos contactos con sus colegas?

R. Me comprometí, y soy muy feliz de haberlo hecho, a colaborar en la medida de mis posibilidades con el proyecto y con su promoción. Por lo tanto, ese compromiso lo cumplo. Y eso significa que, con la ayuda inestimable y la dirección de mi padre, sobre todo, y de otra gente que está colaborando, aprovecho cada ocasión para ver a mis colegas y recordarles las bondades de nuestro proyecto.

P. ¿Y qué percepción cree que tienen? ¿Se fijarán más en el proyecto en sí o en cuestiones geopolíticas, deudas históricas y demás?

R. La calidad del proyecto es indispensable. La mayor parte de los miembros del COI se aseguran antes de votar de que la opción que a ellos les puede interesar tiene todos los marchamos para hacer unos grandes, y de mucho éxito, Juegos. A partir de ese momento, la calidad relativa entre uno y otro, como es la amistad, el cariño, el clima, la sensación de importancia y de respeto que se les pueda tener, no en los 15 días de competición, sino durante los siete años que faltarían, ya es sólo un punto más marginal. Sigue siendo un punto importante la calidad diferencial del proyecto, pero ya no lo es todo. Entonces, sobre las demás, creo que todas las ciudades tenemos puntos importantes y, escuchando a mis colegas vender y promover las suyas, yo sería convencido por muchas de ellas. De la misma manera que nosotros tenemos grandes cualidades, las otras también.

P. Entonces, ¿qué matiz puede influir más?

R. Todo influye. Es muy difícil decir qué cosa puede influir más, porque no votan países ni Gobiernos, sino individuos y cada uno tiene un grado de sensibilidad a factores externos distinto en cada caso. Por lo tanto, para unos será muy importante reconocer que Francia es un gran país y que ha tenido el tesón de perseguir los Juegos mientras que para otros será más importante incorporar una nueva gran capital europea, Madrid, al elenco de ciudades que no los han organizado nunca. Es muy difícil de decir y de separar unas de otras. Nuestro trabajo ha consistido en hacer resaltar las nuestras.

P. Los campos geográficos de votos para las candidatas favoritas parecen claros, pero usted también se ha movido a nivel individual con el aval, alabado por muchos miembros, de su intervención en la pasada Sesión de Atenas a favor de conseguir unas compensaciones a su trabajo burocrático, lo que favorecería especialmente a los del Tercer Mundo. ¿Ha percibido por ello cercanía de esos colegas?

R. Yo soy miembro del COI desde 2001 y una de las responsabilidades autoimpuestas, al tener el honor y el orgullo de haber podido entrar ahí, es ponerme en una situación de poder realizar mi trabajo y contribuir al movimiento olímpico. Y para ello lo primero es establecer puentes y relaciones con mis colegas desde el principio y sin tener relación con la propia candidatura de Madrid. Relacionar mi actuación en la Sesión de Atenas con esto... Sólo puedo decir que cuanto más trabajas, cuanto más te arriesgas y cuanto más te expones mejores relaciones tienes. Y esas relaciones están al servicio de mi ciudad.

P. París parece la gran favorita, pero, entre otras, ¿le pueden afectar decisiones como su no a la Constitución Europea, por ejemplo?

R. Después de todos estos meses, casi más de un año de intensa campaña, hemos desarrollado unos grandes lazos de amistad con las ciudades que compiten con nosotros. Por tanto, hablar de desgracias ajenas no lo hemos hecho ni ellos ni nosotros y no lo vamos a empezar a hacer ahora. Es verdad que el no influirá negativamente en los miembros europeos, pero de la misma manera que van a influir muchas cosas que han pasado o pueden pasar hasta el mismo momento de la elección.

P. En París también ha habido huelgas y, aunque los sindicatos han dicho que apoyan los Juegos, no hay garantías políticas de que depongan unas posibles reivindicaciones durante su desarrollo. Todo es un cierto tono de chauvinismo que podría perjudicar a la candidatura como en ocasiones anateriores.

R. Se pueden pensar muchas cosas. Pero lo que sí es verdad es que yo he visto trabajar a la candidatura francesa durante todo este año y medio con tremenda generosidad y con un proyecto muy potente. No veo que el COI pueda acusar jamás a la candidatura de París de chauvinismo ni de egoísmo. Creo que están haciendo un trabajo muy grande, muy fuerte y muy profesional. De hecho, por eso es una peligrosísima competidora.

P. Londres ha mejorado mucho, como se deduce del informe de la última Comisión de Evaluación.

R. Sí. La figura de Sebastian Coe, que es un icono del mundo olímpico y de la historia, un mito para todos los que tenemos pasión por el deporte... Todo eso, unido a su capacidad de organización y a su capacidad profesional, han dado un giro copernicano a las posibilidades de Londres. Es un competidor feroz.

P. Mucho más que Nueva York o Moscú, claro.

R. Me cuesta desechar a ninguna de estas otras dos grandes capitales. Estados Unidos es Estados Unidos y Nueva York es foco y faro para mucha gente y muchas cosas. Yo creo que en estos momentos, siendo el sistema de votación como es, me costaría descartar a ninguna. La historia de las elecciones olímpicas está plagada de enormes sorpresas, verdaderamente grandes.

P. ¿Qué es lo que más valora de la candidatura de Madrid? ¿El proyecto en sí, el trabajo efectuado por su gente...?

R. La parte de relación con los miembros, que se sientan a gusto y que entiendan el proyecto y la filosofía de nuestra gente y nuestra tierra está muy bien. Pero si tengo que destacar algo es que se trata del mejor proyecto presentado nunca para la calidad de vida y la participación de los deportistas. Nunca han estado tan cerca de un proyecto de organización y eso es indiscutible. Está ahí y es un dato objetivo, verdadero. Por tanto, nuestra gran fuerza es que serían los mejores Juegos celebrados en la historia desde el punto de vista de los deportistas. No fue ni media sorpresa que fuera valorado desde el principio. Los que hemos vivido muchos Juegos sabemos dónde mirar. Te dan un informe de 2.000 páginas, pero Te lees 25 y sabes dónde estás.

Vicepresidente de la Federación Internacional de Pentatlón Moderno, Juan Antonio Samaranch Salichachs

es uno de los dos únicos miembros españoles del COI -el otro, la infanta Pilar de Borbón, presidenta

de la Federación Ecuestre Internacional-, y desde ese puesto ha sido embajador de la candidatura de Madrid,

la mejor de la historia, en su opinión, en lo referente a la calidad de vida de los deportistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de julio de 2005